EDITORIAL

Dividendos atractivos

En tiempos de volatilidad e incertidumbre gana peso el principio del pájaro en mano. Por esa razón, y aunque las empresa cotizadas den muestras de menor generosidad con sus accionistas, paralelamente aumenta el atractivo de la rentabilidad del dividendo frente a la renta fija. A pesar de esta aparente contradicción, y aunque se trate de dos activos diferentes, lo cierto es que los analistas están aconsejando como valores refugio las empresas que ofrecen alta rentabilidad por dividendo.

En esta línea viene a jugar un papel protagonista la mayor empresa de la Bolsa española. Telefónica, que con César Alierta retomó la política de reparto de dividendo que había abandonado al calor de la fiebre de las puntocom, pagará en noviembre un dividendo más alto que el anunciado. Es decir, estará entre las empresas que ofrecen una rentabilidad por dividendo superior al 4,36% del bono español a 10 años. Los inversores que fijen su fidelidad en función del dividendo no han de olvidar, sin embargo, lo importante de tener en cuenta que esa rentabilidad sea sostenible en el tiempo. Y aquí juega un papel primordial la estrategia de futuro de cada empresa.