Automoción

Ford asegura Almussafes hasta 2013

'Hemos estado dos años estudiando si seguíamos trabajando en Valencia y al final hemos decidido que debemos continuar invirtiendo'. El presidente de Ford Europa, John Fleming, despejó las incertidumbres que han planeado sobre el futuro de la planta de Almussafes, prometiendo una inversión de 425 millones y la adjudicación de al menos tres nuevos modelos.

Ford asegura Almussafes hasta 2013
Ford asegura Almussafes hasta 2013

El presidente de Ford Europa, John Fleming, garantizó ayer el futuro de la planta de la multinacional en Almussafes (Valencia) al menos para los próximos cinco años. 'Queremos poner fin a las muchas especulaciones que se han hecho sobre el futuro de la factoría y tras dos años en los que hemos estudiado la posibilidad de seguir en Valencia hemos decidido que es aquí donde debemos invertir', dijo Fleming.

Desde ahora y hasta 2013 la multinacional se compromete a invertir 425 millones de euros en la modernización de las líneas de montaje de la factoría y la adecuación para la producción de nuevos modelos de la marca de los segmentos pequeño y mediano. Con esta decisión, 'la planta mantendrá su posición de fábrica flexible de Ford Europa, con capacidad para sacar de sus líneas varios modelos de manera simultánea', explicó Fleming.

Con el anuncio realizado ayer, fruto de las negociaciones que han mantenido la dirección europea de Ford y la sección sindical de UGT de Almussafes, la planta valenciana aclara un futuro que se planteaba incierto. De los cuatro modelos que fabricaba a primeros de año, uno de ellos ya ha dejado de producirse, el Mazda2. Otros dos, el KA y el Fiesta, tienen sus días contados, ya que dejarán de montarse a mitad del año que viene. Con ese escenario, la planta de valencia corría el riesgo de quedarse con un solo modelo, el Focus, con lo que, según los cálculos de UGT, podrían sobrar el 40% de los 7.500 empleados actuales.

El acuerdo incluye el compromiso de Ford de fabricar al menos 350.000 unidades al año en la planta valenciana. Esta cifra, es menor a la actual, que ronda los 420.000, pero hay que tener en cuenta que es uno de los años de mayor producción de la factoría y que la marca confía en que se supere ampliamente esa cifra. 'Estaremos muy insatisfechos si no pasa de esos 350.000', dijo Fleming.

Lo que desvela esa cifra, además, es la voluntad de la marca de fabricar en Valencia varios modelos distintos, ya que con un solo modelo, no se pueden alcanzar esas cifras. Pese a que Fleming no lo desveló, el acuerdo firmado con UGT incluye referencias explícitas a los modelos que se fabricarán. Versiones del sustituto del Fiesta, cuyo concepto, el Verve, se presentará en Fráncfort, o del Focus (que se espera para 2010) se producirán en Valencia. Además, no se descartan otros modelos que usen las mismas plataformas, como el C-Max o un monovolumen sobre el renovado Fiesta. 'Estamos preparando nuevos modelos para ampliar la gama en esos segmentos', confirmó Fleming.

Los anuncios oficiales se podrían hacer antes de febrero del año que viene. Con estos nuevos modelos, la planta daría salida a ese 40% de la plantilla que en julio del año que viene podría quedarse sin trabajo que realizar, ya que se dedicarán a preparar los lanzamientos de los nuevos modelos que les encargue la marca.

Una negociación liderada por UGT

El acuerdo que garantiza el futuro de Almussafes fue rubricado directamente por John Fleming y por Gonzalo Pino, secretario general de UGT en Ford. Ha sido este sindicato, al que pertenecen el 78% de los afiliados de la planta, el que ha negociado con la multinacional durante dos años el acuerdo. 'Con este compromiso tenemos garantizado el empleo y a cambio ofrecemos paz laboral y un control de los costes laborales', explicó Pino. 'Las peticiones del futuro convenio, a negociar en 2009, serán razonables, y sin perder derechos adquiridos, facilitaremos la competitividad', dijo.