Aerolíneas

Ordenan inspeccionar 2.300 Boeing 737 tras el accidente de Japón

El constructor aeronáutico estadounidense Boeing ha emitido una comunicación a todos los operadores indicando que inspeccionen el conjunto de ''down-stop'' en la aleta del borde de ataque de las alas en los aviones 737 Next Generation. Esta directriz sobre seguridad aérea ha sido dictaminada por la Administración Federal de Aviación estadounidense (FAA) una vez investigado lo ocurrido con un 737-800 de China Airlines que prendió en llamas durante su estacionamiento en la isla japonesa de Okinawa el pasado lunes 20.

La medida afecta a todos los aviones 737 Next Generation -de los que hay cerca de 2.350 en servicio- y no afecta a ningún otro modelo de Boeing (737 clásico, 747, 757, 767, 777, DC-9/MD-80, DC-10/MD-11).

La FAA ha ordenado que todas las inspecciones de los 737 Next Generation se realicen en un plazo de 24 días y posteriormente cada 3.000 ciclos (un ciclo equivale a un despegue y un aterrizaje). Los operadores deben comprobar que los componentes del conjunto ''down-stop'': perno, arandelas, ''downstops'', manguito, ubicación del ''stop'', tuerca, están en su lugar y correctamente ajustados, indica el fabricante estadounidense.

Tras el siniestro de Okinawa, en el no hubo víctimas, investigadores hallaron una tuerca que se había desprendido del ala, perforando el tanque de combustible y provocando la consiguiente explosión.