Economía

La subida de tipos acumulada cuesta 14.500 millones al año a las familias

El temor a que la subida de tipos acabe pasando factura a la economía española es cada vez más fundado. Las familias están pagando ahora una factura de 9.100 millones de euros más por su deuda hipotecaria que a finales de 2005, cuando el precio del dinero empezó a subir desde el 2%. La carga financiera total ha aumentado en 14.530 millones, contabilizando el crédito al consumo.

El coste actual de amortización de los créditos hipotecarios que se estén revisando estos días y utilicen el euribor como índice de referencia (aproximadamente el 95% del total del saldo vivo) se verá incrementado respecto a la cuota pagada en 2006. Según los cálculos efectuados por este periódico, el impacto en términos agregados para las finanzas de las familias asciende al menos a 9.099 millones de euros, el 1,7% del gasto total en consumo que efectuaron los hogares en 2006. Para llegar a esta cifra se ha tenido en cuenta la tabla elaborada por la Asociación Hipotecaria Española (AHE) que mide cómo evolucionan las cuotas de amortización en función de las subidas de los tipos.

Teniendo en cuenta que el euribor medio de agosto alcanza ya el 4,647% y que el diferencialmás contratado es el de 0,75%, el tipo efectivo (el interés que aplican las entidades a los préstamos) se elevaría ya al 5,397%. Con esos datos, resulta que para un crédito de unmillón de euros con los tipo efectivo en mínimos (3%) y un plazo de amortización de 25 años (plazo medio contratado según el Instituto Nacional de Estadística), se pagaba una cuota anual de 56.904 euros. Ahora, ese mismo crédito soportará un coste de amortización total de 73.692 euros, un 29,5% más en términos relativos y 16.788 euros en valores absolutos.Multiplicando ese diferencial de 16.788 euros por el saldo medio de deuda hipotecaria que han mantenido los hogares españoles desde finales de 2005 hasta junio pasado (541.997 millones de euros, según el Banco de España) el resultado arroja los 9.099 millones de sobrecoste financiero al que deben ahora hacer frente los hogares.

Se ha optado por tomar como referente la deuda hipotecaria media de los hogares de todo el periodo analizado y no el último dato porque la cifra más reciente incorpora el nuevo crédito contratado que no lleva aparejado aún ningún incremento de coste financiero derivado de la subida de tipos. Por su parte, el Banco de España elabora sus cálculos contabilizando todo el endeudamiento de los hogares, incluido el tomado para consumo.

Las cuotas a pagar han repuntado un 30% desde finales de 2005

Según sus estimaciones de amortizaciones de principal y pagos de intereses, en el primer trimestre de este año la factura financiera equivalía al 16% de la renta bruta disponible de los hogares, dos puntos porcentuales más que a finales de 2005, cuando el BCE decretó la primera subida del precio del dinero. Por tanto, en términos absolutos, los hogares han pasado de pagar por sus créditos 101.705 millones a finales de 2005, a superar los 116.200 millones a comienzos de este ejercicio, 14.530 millones más.

Esta cantidad equivale al 1,48% del PIB, una cifra nada despreciable que antes las familias podían destinar a consumo o ahorro y ahora están obligadas a asignar al pago de sus préstamos. No obstante, una parte de este incremento de la factura financiera es imputable también al incremento del endeudamiento y no sólo al avance de los tipos de interés.