Inversión

La familia Porsche entra en el negocio de la leche

El camino de los negocios es inescrutable. ¿Quién le iba a decir a Michael Piech, hermano del accionista del fabricante automovilístico alemán Porsche, que acabaría en el negocio de la leche? Pero así es, ha comprado, junto con un socio, el 80% de la firma lechera austríaca Pinzgau Milch.

Piech, hermano de Ferdinand, que también dirigió durante años los destinos de Volkswagen y que es hoy presidente del consejo de supervisión de este grupo germano, ha adquirido a la cooperativa Raiffeisenverband, junto con Ulrich Schröder, el 80% de las acciones de la planta lechera Pinzgau Milch en Maishofen (estado federado occidental de Salzburgo).

Los nuevos accionistas mayoritarios de esta empresa de lácteos poseen, además, varias propiedades agrícolas y forestales en Pinzgau y desde hace generaciones están asentados en esa región alpina. Pinzgau Milch atravesó fuertes turbulencias financieras a principios de este siglo, lo que obligó a reestructurar su funcionamiento para asegurar su existencia, así como los puestos de trabajo y el abastecimiento de leche en la zona.

Ferdinand Piech, nieto del fundador de la marca deportiva Porsche, Ferdinand Porsche, y su familia figuran en el puesto 71 de los más ricos del Planeta, con un patrimonio de 5.000 millones de dólares, según la revista estadounidense Forbes.