Banca

Los socios de la Rural del Duero apoyan la fusión con Cajamar

Vía libre a la fusión de Caja Rural del Duero y Cajamar. La gran mayoría de los socios de la entidad vallisoletana ha respaldado la operación en las 10 juntas preparatorias que ha celebrado el grupo. En estas reuniones, que se han desarrollado entre los días 16 y 20 de agosto, también se ha elegido a los representantes que votarán oficialmente la propuesta en la asamblea extraordinaria que celebrará la caja este viernes.

Caja Rural del Duero cuenta con 25.733 cooperativistas que son, a la vez, titulares de 102.351 derechos de voto. El proceso electoral ha contado con la participación de 6.738 socios, un 26,18% del total. En la última década, la afluencia de electores en estos procesos se ha situado de media en el 11%.

Los asistentes a las juntas recién celebradas disponían de 40.999 derechos de voto. Finalmente, un 93,05% del capital presente se ha mostrado a favor de la fusión con el grupo de Almería.

Esta unión es un viejo proyecto de ambas cajas. No en vano, la Rural del Duero y Cajamar la intentaron en 2005, pero la oposición de las demás rurales truncó el acuerdo. También ahora, la iniciativa ha topado con su rechazo.

La Asociación Española de Cajas Rurales (AECR) considera que tiene derecho de tanteo sobre la Rural del Duero, cuya baja en el grupo no ha aceptado. El pasado 27 de julio, decidió lanzar una contraoferta de compra por la cooperativa de Valladolid.

Las dos partes se han enzarzado ahora en una batalla legal. Cajamar y la Rural del Duero han demandado ante el Banco de España a la AECR, y ésta ha hecho lo propio con la caja vallisoletana ante un tribunal mercantil de Madrid.

El proyecto

El matrimonio de las dos cajas reforzaría la posición de la entidad de Almería como primera cooperativa de crédito española. El grupo contaría con un volumen de negocio de 43.000 millones de euros, activos por 22.000 millones, 3.900 empleados y 900 oficinas.