Servicios

Los hoteles se libran de la furia del huracán Dean

La fuerza del huracán Dean remitió ayer tras tocar tierra en la península del Yucatán (México). Gracias a esto, turistas y empresas españolas en la zona bandean una tormenta calificada de 'potencialmente catastrófica' sin 'malas noticias'. No han sufrido daños personales ni graves daños materiales.

Podía haber ocurrido lo peor, pero el huracán Dean atravesó la península del Yucatán sin dejar a su paso 'nada fuera de lo normal, ninguna mala noticia', aseguraban ayer portavoces de las empresas hoteleras españolas con complejos en la zona. Aunque las compañías aún no se atreven a determinar cuándo volverán a funcionar con normalidad ni los costes de esta tormenta, las horas han pasado sin que se puedan lamentar daños personales ni graves daños materiales. El ministerio de Asuntos Exteriores confirmó ayer que todos los turistas españoles se encontraban 'sanos y salvos'.

El huracán Dean tocó las costas de la península del Yucatán ayer a las ocho de la mañana (hora española) con categoría cinco, la máxima en la escala de Saffir Simpson, utilizada para medir estos temporales. Azotó Chetumal, la capital del estado de Quintana Roo, a 330 kilómetros al sur de Cancún, con vientos de hasta 325 kilómetros por hora, según explicó ayer el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos. Sin embargo, la tormenta fue remitiendo a lo largo de la jornada hasta la categoría 2, mucho menos destructiva.

Pese a su menor intensidad, los expertos recomendaron 'no bajar la guardia y tomar precauciones porque se esperan lluvias intensas asociadas a los huracanes y tormentas tropicales.

La zona hotelera de la península del Yucatán recibió a Dean 'casi como una tormenta tropical', explicaban desde las empresas, con fuertes lluvias y vientos pero sin más daños que 'alguna palmera caída, algún cristal roto o desperfectos en los jardines'.

Desde Riu Hotels, que opera nueve hoteles en esta zona, apuntaron que la tormenta causó 'desperfectos de poca importancia' en los recintos exteriores. Fuentes de Barceló Hoteles, con siete establecimientos, definieron el paso del Dean como 'una mala noche, una tempestad'. En los ocho hoteles de la cadena Oasis en Cancún, de Globalia, 'no se produjo ningún destrozo', según indicaron fuentes de la empresa.

Protocolos de seguridad

Fuentes de Iberostar, que gestiona 8 establecimientos en la zona mexicana, explicaron que, aunque 'la tormenta ha pasado a 160 kilómetros de nuestro complejo hotelero y sólo hemos sentido las lluvias', los hoteles habían puesto en marcha los protocolos de seguridad en sus instalaciones.

'Ayer establecimos el último protocolo de seguridad, que fija una hora en la que todos los clientes deben estar en sus habitaciones y la gente subió a dormir con la cena y el desayuno por si acaso', explicaron en Iberostar, que se alegraban de no haber tenido que utilizar 'las zonas certificadas para huracanes'. 'El Wilma se mantuvo durante 72 horas azotando la zona en 2005 y destrozó gran parte de las instalaciones hoteleras. Las nuevas están mejor preparadas', recuerdan las empresas.

Los hoteles recomendaron a sus usuarios tapar las ventanas con colchones y permanecer en zonas alejadas de las mismas. 'Los clientes han pasado la noche tranquilos pese a estas incomodidades', dijeron.

El aeropuerto de Cancún volvió a abrirse al tráfico normal durante el día de ayer. Iberworld tenía un avión preparado en Punta Cana para poder recoger a los pasajeros de Cancún 'e intentar registrar el menor retraso posible', según explicó un informador de la empresa. Air Europa fletó de nuevo ayer un avión vacío hacia Cancún que llegaría hoy a mediodía a Madrid.

Ayer a mediodía llegaron a Madrid desde Cancún unos 500 pasajeros en los dos vuelos que Air Europa e Iberworld fletaron el lunes vacíos para recoger a los viajeros. Los pasajeros explicaron a Efe al llegar al aeropuerto que sintieron 'intranquilidad' ante la llegada del huracán, aunque 'allí estaba todo preparado'. Sintieron miedo sólo ante la idea 'de no poder volar a España' porque fueron los últimos en salir antes del cierre del aeropuerto. 'Hasta el último minuto no supimos si podíamos salir o no', explicaron.

Petróleo

La compañía de perforación de petróleo y gas natural Noble empezó ayer a mandar de nuevo a sus trabajadores a las ocho plataformas petroleras que tiene en el Golfo de México, evacuadas el fin de semana como las de la petrolera Pemex por el Dean.

1.119 millones en seguros de huracanes

Las compañías de seguros tendrán que asumir un coste cercano que oscilará entre los 750 millones de dólares y los 1.500 millones (1.119,4 millones de euros) por los destrozos causados por el huracán Dean, indicó el martes la firma de proyección de desastres Risk Management Solution (RMS), una información recogida por Reuters.

La mayoría de los reclamos procederán de los daños provocados por la tormenta en Jamaica, informó RMS. Sólo 300 millones de dólares (222 millones de euros) corresponderán a México, dado que la tormenta golpeó una zona relativamente poco poblada en la península de Yucatán (a su paso por México Dean perdió fuerza y se convirtió en un huracán de categoría 3).

Si el Dean hubiera avanzado hacia el norte y golpeado las ciudades turísticas de Cancún y Cozumel, las pérdidas aseguradas de México se hubieran triplicado, dijo RMS.

'Aunque Jamaica ha sido duramente golpeada, el recorrido de este huracán clase cinco difícilmente hubiera podido ser mejor planeado para minimizar los daños', declaró Claire Souch, director ejecutivo de proyecciones de RMS.