Tribunales

Mutua Universal alegará que no usó sociedades de forma ilegal

Mutua Universal apura el plazo, que expira el próximo viernes, para presentar alegaciones ante la Secretaría de Estado de la Seguridad Social con las que pretende defenderse de las acusaciones de irregularidades en su gestión. Fuentes de la entidad niegan que se malversaran fondos públicos a través de distintas sociedades.

Mutua Universal prepara réplica. La entidad con sede en Barcelona sobre la que pesa una investigación de la Fiscalía Anticorrupción por una presunta doble facturación ultima la presentación de alegaciones ante la Secretaría de Estado de la Seguridad Social. Con las alegaciones, la entidad pretende defenderse de las acusaciones de irregularidades en su gestión. Este viernes finaliza el plazo para presentar las alegaciones, con las que según fuentes cercanas a la entidad, se quiere dejar claro que 'no se han utilizado sociedades para malversar fondos ni cometer delitos, sino que han sido utilizadas para prestar servicios a las empresas'. Una vez la entidad remita la información, la Seguridad Social decidirá entonces si aplica medidas cautelares sobre la compañía.

A principios de este mes, agentes de la Policía Nacional realizaron un registro de la sede central de la mutua, situada en la Avenida Tibidabo de la capital catalana. La orden de registro fue autorizada por el Juzgado de Instrucción número 21 de Barcelona a petición de la delegación de Barcelona de la Fiscalía Anticorrupción.

El juez está llevando a cabo bajo secreto de sumario las investigaciones por presuntos delitos de malversación de fondos, delito societario y administración desleal de Mutua Universal. Desde la entidad creen que el secreto de sumario podría levantarse a principios de septiembre, una vez se reanude la operativa habitual en los juzgados. Por el momento, aseguran, no hay proceso penal iniciado.

La investigación sobre la Mutua Universal tiene su origen en una denuncia que hizo ante la Fiscalía Anticorrupción, la Intervención General de la Seguridad Social, que es la entidad encargada de auditar la actividad de las mutuas. En su última auditoría, correspondiente a 2006, los técnicos detectaron irregularidades que podrían tener relevancia penal. Respecto a su auditoría, fuentes de la mutua catalana señalan que sólo han de llevarse a cabo ajustes técnicos, que 'no arrojan dudas sobre su transparencia'.

La comisión de control se reunirá en un mes

La mutua prevé convocar para el 25 de septiembre su comisión de seguimiento y control. El sindicato Comisiones Obreras ha pedido en distintas ocasiones a la entidad que adelante la convocatoria, acusando a la cúpula de falta de transparencia. La comisión de control y seguimiento (órgano consultivo regulado por el Ministerio de Trabajo e integrado por representantes de los trabajadores y de las empresas asociadas), solicitó el pasado 2 de agosto la reunión, para conocer las causas de la investigación.

Por el momento, la Mutua ha incumplido con la obligación de comunicar al organismo consultivo los cambios en los cargos relacionados con la gerencia de la entidad. El 7 de agosto se celebró una junta extraordinaria a la que asistió la cúpula y en la que el director general, Juan Aicart, puso a disposición de la junta directiva su cargo.