Crisis crediticia

La Fed y el Banco de Japón realizan nuevas inyecciones de liquidez

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) inyectó hoy 3.750 millones de dólares al sistema financiero mediante operaciones de recompra ("repos" en inglés) pactadas a un día de plazo.

La FED de Nueva York, encargada de llevar a cabo las compras,ceptó 1.000 millones de dólares en títulos que tienen como colateral créditos hipotecarios de alta calidad, con una tasa máxima del 5%, y 2.750 millones de dólares en bonos de agencias gubernamentales con una tasa tope del 4,9 %.

Según una nota de la Reserva Federal, las autoridades recibieron ofertas de los bancos para comprar 32.994 millones de dólares, 7.100 millones de lo cuales fueron en títulos con colateral en créditos inmobiliarios y 13.444 en bonos de agencias.

El Banco de Japón inyecta otros 5.200 millones

El Banco de Japón (BoJ por sus siglas en inglés) inyectó hoy 800.000 millones de yenes (5.200 millones de euros) al sistema bancario en la que representa la cuarta jornada laboral consecutiva en la que la institución interviene en los mercados y la sexta desde el pasado día 9 de agosto.

El banco emisor nipón ha efectuado con la de hoy seis intervenciones en el sistema con el objetivo de calmar a los mercados ante la crisis hipotecaria en Estados Unidos por un importe global de 5 billones de yenes (alrededor de 32.428 millones de euros).

Por su parte, el índice Nikkei subió en la sesión de hoy un 1,07% y cerró en los 15.901,34 puntos. El selectivo nipón encadena su segunda jornada consecutiva al alza después de que el pasado viernes perdiera un 5,2% en su mayor caída en siete años.

EE UU y Japón mantendrán la alerta sobre los mercados

El ministro nipón de Finanzas, Koji Omi, ha acordado hoy con el secretario del Tesoro de EEUU, Henry Paulson, mantener la alerta ante los movimientos financieros tras la reciente volatilidad en los mercados globales, informó la agencia de noticias "Kyodo". Ambos mantuvieron una conversación telefónica a petición de Paulson en la que decidieron seguir en contacto para mantener su atención en los movimientos del mercado.

Omi, que mostró su preocupación por la crisis financiera y su impacto en la economía japonesa, negó que los ministros de Finanzas del G7 vayan a reunirse antes de las conversaciones que celebrarán el próximo octubre en Nueva York.

El ministro opinó que la situación ya se ha calmado, aunque afirmó que todavía se debe resolver el problema completamente. Omi también se refirió a las explicaciones que Paulson le dio sobre la economía estadounidense y aseguró entender los esfuerzos que Washington ha hecho para afrontar la inestabilidad en los mercados financieros.