Mercados

Los directivos se refuerzan en sus compañías en plena crisis

¿Quién dijo miedo? Los grandes inversores, lejos de arredrarse por los violentos bandazos bajistas de la Bolsa en las últimas semanas, han aprovechado para reforzar sus participaciones en las compañías que gestionan. Los consejeros y directivos han invertido unos 100 millones de euros desde el pasado 20 de julio, cuando comenzaron los retrocesos.

El mercado está agitado, la incertidumbre se ha hecho con el control ante el temor a la crisis crediticia y el rumbo que tomará la renta variable en el futuro es una incógnita. Pero en medio del pánico vendedor, los grandes inversores se han mantenido firmes. Así, la amplia mayoría de las operaciones comunicadas a la CNMV desde el pasado 20 de julio, cuando se inauguró el temblor veraniego de las Bolsas con una caída del 1,82% en el Ibex 35, son de adquisición.

De hecho, sólo se han registrado dos ventas significativas desde esa fecha. La de la familia Lara en Metrovacesa, a través de la sociedad Inversiones Hemisferio, de 266.000 títulos, y la del presidente de Bankinter, Pedro Guerrero, que se deshizo de 75.000 acciones del banco. En conjunto, su importe ascendió a unos 22,2 millones de euros, muy inferior al de las adquisiciones.

En cambio, se han prodigado las compras, que han llegado a alcanzar magnitudes cuantiosas en determinados casos. Alberto Cortina y Alberto Alcocer revelaron el pasado 6 de agosto que habían comprado 915.000 títulos de ACS por alrededor de 40 millones de euros. Días antes, Pedro José López Jiménez, presidente de Unión Fenosa y consejero de la constructora, les había dado ejemplo al invertir 4,3 millones.

También en Inmobiliaria Colonial se han producido importantes movimientos, protagonizados por Luis Portillo, que ha elevado su participación al 38,494% tras invertir 43 millones de euros, y Aurelio González, consejero de la inmobiliaria, que ha comprado títulos por unos 550.000 euros.

Los siguientes en el ranking son Nicolás Osuna, que ha invertido cerca de 2,6 millones de euros en acciones d Banco Popular; Rosalía Mera, que ha desembolsado 1,8 millones en acciones de Zeltia, y la familia Godia en Fersa (1,6 millones de euros), a través de la sociedad BCN Godia. Además, pueden contabilizarse 20 operaciones adicionales realizadas por directivos y consejeros en otras empresas del mercado continuo. Los importes, aunque en algunos casos son testimoniales, dan fe de su confianza, al menos por el momento, en el porvenir bursátil de las empresas que gestionan.

Los fondos de Fidelity ajustan sus participaciones en España

Muchos cambios. El verano ha sido la época elegida por la gestora estadounidense Fidelity International para recomponer su cartera de valores españoles. Incluso está sacando partido de la elevada volatilidad de las últimas sesiones. Así, sus fondos han hecho caja en Sol Meliá con 44.000 acciones, si bien a comienzos de julio compraron el equivalente al 0,97% del capital.

Fidelity ha realizado una operación muy similar en Grifols, donde en los últimos días ha vendido 1,38 millones de acciones tras elevar su participación en un 0,91% las jornadas previas. Otras de sus compras se han realizado en Almirall, Campofrío ­donde ha alcanzado el 1%­ e incluso en la denostada Vueling, donde controla una participación del 1%.

Azkoyen, Repsol, La Seda y Altadis estrenan socios

No sólo los consejeros se han animado a comprar en esta etapa de crisis, sino que otras empresas también aprovechado las caídas para comprar participaciones en firmas cotizadas. El ejemplo más reciente es l de Repsol, donde la Mutua Madrileña ha adquirido en mercado el equivalente al 1,4% del capital por 470 millones de euros.

En Altadis, Deutsche Bank ha revelado a la CNMV que controla el 5,39%, un porcentaje valorado en unos 664 millones de euros. Además, Bestinver también ha destapado su participación en Azkoyen, del 5,015%, mientras que varios accionistas han aterrizado en La Seda, entre los que destaca el Sultanato de Omán, con un 5,7%, y el hedge fund Coudree Capital (1,08%).