La crisis hipotecaria en Estados Unidos se cobra una nueva 'víctima'

La entidad financiera HomeBanc se ha convertido hoy en la última víctima de la crisis hipotecaria en Estados Unidos tras anunciar que se acoge a la protección de la ley de quiebras. El martes ya anunció que planeaba abandonar el negocio de préstamos hipotecarios ante su incapacidad para obtener crédito de sus fuentes de financiación para responder de sus obligaciones de financiación de préstamos hipotecarios.

La entidad radicada en Atlanta anunció hoy que el consejo de administración de la entidad había autorizado al equipo gestor de la compañía a solicitar la protección del llamado ''capítulo 11'' de la ley de quiebras de Estados Unidos con el objetivo de "preservar lo mejor posible el valor de la compañía". HomeBanc considera que "bajo la protección del ''capítulo 11'' tendrá el tiempo y la oportunidad necesarios para responder a sus obligaciones ante sus acreedores y una ordenada liquidación de la entidad".

El presidente y consejero delegado de la entidad, Kevin D. Race, afirmó que las recientes dificultades en los mercados de préstamos hipotecarios y de la vivienda "han sido dramáticas" y que estas condiciones habían tenido numerosos y negativos efectos sobre la liquidez de HomeBanc y sus actividades.

"Es increíblemente desafortunado que una entidad como HomeBanc se haya convertido en víctima de un desastroso deterioro del mercado y pensamos que bajo la protección de la ley de quiebras podremos conservar el valor de la entidad los suficientemente elevado para satisfacer las demandas de nuestros acreedores", añadió.

La entidad radicada en Atlanta ya informó el pasado día 7 de agosto de que no anticiparía fondos a ningún préstamo hipotecario ni aceptaría nuevas solicitudes de hipotecas. Asimismo, la entidad explicó que valoraba diferentes acciones para preservar el valor de sus activos. Las acciones de HomeBanc fueron suspendidas en la Bolsa de Nueva York el pasado viernes 3 de agosto tras haber cerrado por debajo del mínimo de 1 dólar exigido por el mercado.