Aerolíneas

Spanair aumenta sus pérdidas a la espera de un comprador

La aerolínea española Spanair no levanta cabeza. Durante el primer semestre del año registró unas pérdidas de 36,6 millones de euros, un 138% más que durante el mismo periodo del año anterior. La propietaria de Spanair, la escandinava SAS, aseguró que espera concretar la venta de la aerolínea de origen español el próximo año.

Los resultados de la compañía aérea propiedad del grupo escandinavo SAS, Spanair, no son buenos. Las pérdidas registradas durante el primer semestre del año suman 339 millones de coronas suecas (36,6 millones de euros). Y lo peor es que son incluso superiores a los ya obtenidos durante el semestre anterior, cuando las pérdidas ascendieron a 143 millones de coronas (15,4 millones de euros).

El grupo SAS explica que en el sombrío panorama que tiñe de rojo los resultados de Spanair han influido decisivamente factores como la mayor dificultad del mercado en el que operan. Una situación a la que desde la matriz se ha tratado de hacer frente mediante una reducción de costes operativos.

SAS también alega que la expansión de Spanair no ha tenido un reflejo en el esperado aumento del número de pasajeros, lo que ha provocado una reducción en el coeficiente de ocupación.

Según explica SAS en la presentación de sus cuentas semestrales, a pesar del preocupante panorama, en junio los nubarrones se aclararon algo y 'la tendencia mejoró considerablemente'. La aerolínea consiguió elevar los ingresos por pasajero por encima del 9%, hasta los 3.969 millones de coronas (429,1 millones de euros).

La compañía escandinava recordó que se ha intensificado la competencia en una de las rutas españolas más importantes, el enlace entre Madrid y Barcelona, que ahora está sufriendo 'sobrecapacidad''. SAS añade en la explicación a sus resultados semestrales que la cuota de Spanair en el mercado español se ha mantenido constante, en alrededor del 20%.

En el resultado negativo de la aerolínea también han influido la devolución de aeronaves y la huelga del personal de cabina del mes de junio, cifrada en 3,8 millones.

Precisamente en este sentido, el presidente y consejero delegado de SAS, Mats Jannson apuntó ayer que la compañía busca fórmulas 'para encontrar un nuevo modelo de cooperación con los sindicatos'.

Spanair no es la única aerolínea que opera en España que multiplica sus pérdidas. Hace pocos días se conocían los resultados de Vueling, que ha perdido también durante el semestre 25,6 millones. Vueling no sólo compite con las aerolíneas de bajo coste. También lo hace con las tradicionales como Air Europa, Iberia o la propia Spanair.

Por su parte SAS ha conseguido apartarse de los números rojos y alcanzar en el semestre un beneficio neto de 60,4 millones, frente a los 55,1 millones de pérdidas registradas en el mismo periodo del ejercicio anterior.

SAS espera conseguir un 'precio adecuado'

'No vamos a vender Spanair por razones económicas, la decisión está en línea con nuestra visión de negocio, aunque tendremos cuidado en conseguir el precio adecuado', explicó ayer el presidente y consejero delegado de SAS, Mats Jansson.

El consejero delegado de SAS, controlada por los gobiernos de Dinamarca, Noruega y Suecia, aseguró ayer que en España hay 'un buen mercado', pero reconoció que Spanair tiene que controlar la capacidad en los aviones debido al aumento de las aerolíneas competidoras. En este sentido, destacó la importancia que tiene la ruta Madrid-Barcelona para la compañía aérea.

Jansson mostró su confianza al equipo gestor de Spanair y reconoció que la compañía 'ha cambiado mucho' desde su nacimiento. 'Hay un buen equipo de gestión', insistió el consejero delegado de SAS, tras mostrarse confiado en que los resultados de Spanair mejorarán en los próximos trimestres.

La compañía escandinava anunció el pasado mes de junio su intención de vender Spanair dentro de un nuevo plan estratégico hasta 2011 que busca fortalecer su posición en el mercado nórdico.

Junto con la venta de Spanair, de la que es propietaria del 100%, SAS pretende deshacerse del 20% que posee en la británica BMI.

En anuncio de venta de Spanair ha desatado los rumores que han apuntado tanto a Marsans como a otras aerolíneas como Lufthansa. El presidente y fundador de Spanair, que también lo es de Marsans, Gonzalo Pascual, vendió a finales de la pasada primavera el último paquete accionarial que aún conservaba y que ascendía al 5,1%. Al mismo tiempo aseguró estar dispuesto a hacer una posterior oferta por la totalidad del capital de Spanair.

El presidente de SAS afirmó ayer que no existen indicaciones claras de una ralentización de la economía, aunque el sector aéreo está afectado por algunas incertidumbres, como la competitividad y los precios del combustible.