Resultados

Spanair aumenta un 137% sus pérdidas en el primer semestre

La compañía española de aviación Spanair, integrada en el consorcio escandinavo SAS, aumentó su pérdida bruta un 137% hasta los 339 millones de coronas suecas (casi 37 millones de euros) en el primer semestre del año.

Spanair obtuvo un EBIT (resultado neto de explotación) negativo de 252 millones de coronas suecas (27,3 millones de euros), un 245% peor que en el mismo período de 2006. El resultado se explica por la mayor competitividad en el mercado nacional.

El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciación, amortización y alquileres (EBITDAR) bajó un 25% y se situó en los 314 millones (34 millones de euros). La facturación creció un 2% hasta los 5.145 millones (557 millones de euros).

En el segundo trimestre, el beneficio bruto fue de 40 millones (unos 4 millones de euros), un 58% peor que en el mismo período de 2006. El EBIT cayó en ese periodo un 39% hasta los 87 millones (9,4 millones de euros), mientras el EBITDAR descendió un 16% hasta los 374 millones (40,5 millones de euros).

El plan de expansión de la compañía no implicó el aumento esperado en el número de pasajeros, lo que provocó una reducción en el coeficiente de ocupación, aunque la tendencia en junio experimentó una mejoría con respecto a abril y mayo.

El resultado se vio afectado negativamente además en unos 100 millones de coronas (11 millones de euros) por la devolución de aeronaves, y en 35 millones de coronas (4 millones de euros), por la huelga del personal de cabina del pasado junio.

La competitividad en las rutas nacionales se ha intensificado en los últimos meses debido a la expansión de las empresas competidoras, especialmente en la ruta Madrid-Barcelona, que está saturada, señaló SAS. Spanair mantiene, no obstante, una cuota del 20% en el mercado aéreo español.

SAS anunció el pasado 13 de junio su intención de vender Spanair, de la que posee el 95% de las acciones, dentro de un nuevo plan estratégico que busca fortalecer su posición en el mercado nórdico.

El grupo escandinavo -que integra también, entre otras, a las líneas aéreas SAS Braathens, Wideroe, Blue 1, Air Baltic y Estonian Air- presentó hoy un beneficio neto de 560 millones de coronas suecas (61 millones de euros) en los primeros seis meses del año.