Demanda

Todos contra YouTube

La liga inglesa de fútbol y la discográfica Bourne han comunicado que ocho nuevas partes interesadas se sumaron a la demanda contra el buscado Google y su servicio de vídeos YouTube por alentar la violación de los derechos de autor.

Entre los nuevos demandantes se encuentran la Asociación Nacional de Sellos Discográficos -que es la mayor de organización del sector en Estados Unidos -, la Liga de Rugby, la Asociación de Ligas de Fútbol de Finlandia y el autor Daniel Quinn.

Los propietarios de los derechos de los principales programas y emisiones televisivas se han aliado en contra de YouTube, acusando al servicio líder de vídeos en Internet de alentar la infracción de los derechos de autor para captar la atención pública e impulsar el tráfico en su sitio.

Google ha dicho que cumple con la ley existente que protege a los servicios de Internet de las demandas por su responsabilidad respecto de los contenidos que circulan por sus redes en tanto respondan adecuadamente a las quejas.

En mayo, Viacom, que opera el canal de televisión MTV Networks, demandó a Google y a YouTube exigiendo una compensación de 1.000 millones de dólares por la violación de sus derechos de autor, y solicitó la retirada de cientos de sus vídeos subidos por usuarios sin su permiso.

"El mensaje, cada vez más claro y más fuerte, para YouTube y Google es simple: su modelo de negocio cruel y oportunista es contrario al derecho, a la ley, y debe y será detenido", dijo en un comunicado Dan Johnson, portavoz de la Premier League.

Robert Tur, un periodista de televisión que filmó el ataque a Reginald Denny durante las manifestaciones de la ciudad de Los Ángeles en 1992, planea retirar su demanda contra YouTube y sumarse a la propuesta de acción colectiva como demandante.

La propuesta de demanda colectiva fue presentada originalmente en Nueva York el pasado mes de mayo.

En respuesta a la acusación de mayo, Google dijo: "Estas demandas simplemente malinterpretan la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital, que equilibra los derecho de autor frente a la necesidad de proteger las comunicaciones y el contenido de Internet."

Google declinó hacer comentarios inmediatos respecto de los nuevos participantes en la demanda.