Decisión de la Fed

La Reserva Federal de EE UU mantiene los tipos de interés al 5,25%

La Reserva Federal estadounidense (Fed) ha decidido en su reunión de hoy mantener los tipos de interés en el 5,25% por octava reunión consecutiva, indicó el organismo en un comunicado. La Fed cumple trece meses, desde junio de 2006, manteniendo los tipos estables desde que abandonó su política monetaria acomodaticia en junio de 2006, cuando aplicó un aumento del 0,25% para dejarlos en el 5,25% actual.

Hasta entonces, la Fed había aplicado 17 aumentos consecutivos del precio del dinero en un periodo de dos años, con el objetivo de controlar las crecientes presiones inflacionistas a través de la moderación en el crecimiento económico.

Los analistas y el consenso del mercado ya descontaban que la Fed mantendría los tipos en el nivel actual y descartaron una rebaja de los mismos debido a que la Fed sigue teniendo en el punto de mira la inflación y el mercado de la vivienda norteamericano, muy afectado por la crisis de las hipotecarias subprime.

Problemas con los créditos

Asimismo, la Fed ha indicado que toma nota de las turbulencias en los mercados financieros pero mantenido su preocupación por la inflación, por lo que deja sin cambios las tasas de interés.

"El crecimiento económico ha sido moderado durante la primera mitad del año", indica el comunicado difundido al término de la reunión del Comité para explicar su decisión. Según el texto, "los mercados financieros han sido volátiles en semanas recientes, las condiciones del crédito se han hecho más ajustadas para algunos hogares y empresas, y continúa la corrección en el sector inmobiliario".

No obstante, según la Reserva, la economía de Estados Unidos "probablemente continuará creciendo a un ritmo moderado en los próximos trimestres, sustentada por un crecimiento sólido del empleo y los ingresos, y una economía global robusta".

El peligro de la inflación

Para desazón de los especuladores, que alarmados por los recientes sobresaltos en los mercados financieros clamaban por una baja de los tipos de interés, la Reserva reiteró que la mejoría en los datos de inflación subyacente "ha sido modesta en meses recientes". "Sin embargo todavía no se ha demostrado de forma convincente una moderación sostenida de las presiones de inflación", añadió el comunicado.

"Además, el nivel alto de utilización de los recursos tiene el potencial de sustentar esas presiones", anotó el texto. En otras palabras, la Reserva sigue preocupada por el empuje de la inflación y no tiene intenciones de bajar las tasas de interés muy pronto.