Mercados

Los gestores de fondos se refugian en la liquidez

Las carteras reducen su exposición a la renta variable en un 7,14%

Los gestores de fondos se refugian en la liquidez
Los gestores de fondos se refugian en la liquidez

Julio llegó con vaivenes en las Bolsas y ha sembrado la inquietud entre las carteras españolas. Ante las turbulencias de un mes de caídas y volatilidad, los gestores han optado por salir del mercado. Vender y echar anclas en espera de tiempos más tranquilos.

La encuesta mensual de Lipper entre gestores de fondos de julio refleja que la renta variable cedió terreno en favor del efectivo, que se afianza como apuesta dominante en el conjunto de carteras. Así, un 57,14% neto de los sondeados afirma que tiene la liquidez sobreponderada en una cartera global, frente el 42,86% que sobrepondera la renta variable. El mes pasado ambas categorías de activos empataban en el 50%. El porcentaje neto se extrae de la diferencia entre los gestores que sobreponderan los activos bursátiles y los que tienen este activo infraponderado. La encuesta, realizada entre las 14 principales gestoras españolas, indica que los inversores han apostado por buscar refugio.

Porque, pese a la menor querencia por la Bolsa, la prudencia manda también en lo relativo a la distribución de activos de renta fija. Los bonos ya no suscitan entre los gestores tanto rechazo como en meses atrás, pero no es una categoría atractiva. Un 50% reconocía en junio infraponderar este activo en la cartera; en julio el porcentaje se reduce a un 42,86%.

Caídas en los parqués

Esta leve tendencia al alza se corresponde con un mercado que, ante el miedo a una crisis crediticia, ha tirado a la baja de las rentabilidades y al alza de los precios de la deuda de referencia, los bonos estatales. Se trata, al parecer, de algo más que una retirada táctica. Las perspectivas de julio esbozan que un 21,43% se muestra dispuesto a reducir la renta variable mientras un 14,29% apunta que aumentará los bonos en sus carteras.

En todo caso, las perspectivas de una rotación de activos de las acciones hacia los bonos todavía se mueven en registros muy bajos. Es un recurso secundario ahora que la Bolsa se mueve a la baja. Y es que los parqués han evidenciado síntomas de flaqueza. El Ibex acumulaba en junio un ascenso del 5,26% en el año, trayectoria que en cierto modo allanó el camino para el mal de altura que ahora afecta al inversor. Tras salvar la cara en una última sesión en la que ganó un 2%, perdió en julio un 0,6%. Un descenso inferior al de otros indicadores, pues el S&P 500 perdió un 3,2%, el Dow Jones un 1,47% y el Euro Stoxx 50 el 3,88%. Estas condiciones del mercado, de hecho, corroboran la cauta visión que muestran en la encuesta los gestores.

Los índices estadounidenses mandan, pero los gestores siguen apostando por la eurozona, que acumula un 76,44% del total de inversiones. Las carteras siguen dando la espalda a la Europa no comunitaria, cuyo atractivo no termina de imponerse frente a los riesgos. Sólo recibe un 3,25% de los activos, por detrás de Japón (5,60%) y sólo por delante de los mercados latinoamericanos (1,92%).

Las previsiones a futuro certifican este reparto geográfico. Un 14,29% de los gestores asegura que reducirá la presencia de sus carteras en la Europa fuera del área euro mientras la eurozona se consolida como región prioritaria: un 76,92% de los gestores tienen intención de incrementar las inversiones en esa área, y preferentemente en renta variable (21,43%). Aunque dependerá de la evolución bursátil durante el mes de agosto.

El sector farmacéutico consolida su tendencia emergente

El farmacéutico se asienta como sector emergente según el 42,86% de los gestores, que apuestan por sobreponderar. Los expertos han tomado nota del papel de Zeltia, que se disparó en Bolsa tras la aprobación de su nuevo fármaco antitumoral. Así, este sector sólo es superado por el bancario y financiero, que mantiene su liderazgo con el favor del 57,14%.

En cuanto a la intención respecto a los próximos tres meses, el negocio inmobiliario es el que concita más cautela: tras los vaivenes bursátiles, un 21,43% apuesta por infraponderar el sector en la cartera al tiempo que ningún gestor prevé aumentar su presencia en compañías de este ramo. Los gestores ven mayores posibilidad de crecimiento en los seguros: un 35,71% declara que incrementará su participación en estas empresas.

El euro sigue sobrevalorado, pero mantiene buenas expectativas

El euro está sobrevalorado pero es la moneda que proporcionará mayor rentabilidad a a lo largo de los próximos 12 meses. El consenso entre los expertos consultados por Lipper es contundente: el 64,29% de los gestores considera que el euro continúa estando sobrevalorado, el mismo porcentaje, por otro lado, que considera infravalorado el dólar estadounidense. Sin embargo, uno de cada tres gestores considera la moneda europea como la que ofrece mayores expectativas de rentabilidad, seguida del yen japonés (26,67%), que sigue siendo la moneda más infravalorada, según el 92,86% de gestores.

Los sondeados reconocen que el dólar, por su parte, se mantiene barato; pero la moneda estadounidense no convence: sólo un 20% opina que la moneda norteamericana será la que ofrece mejores expectativas de retorno.