Resultados

La banca mediana ganó 1.369,9 millones en el primer semestre, un 25,3% más

Los bancos medianos que operan en España lograron un beneficio neto conjunto de 1.369,9 millones de euros en el primer semestre de 2007, lo que significa que incrementaron sus ganancias en el 25,3% con respecto a las obtenidas de enero a junio de 2006.

El beneficio semestral de este grupo de bancos -Sabadell, Banesto, Bankinter, March, Pastor, Valencia y Guipuzcoano-, volvió a quedarse a años luz del logrado por los dos grandes -Santander y BBVA- que ganaron entre los dos, 7.832 millones, impulsados en parte por plusvalías en el primer caso y por la aportación del negocio latinoamericano, en el segundo.

Además, el fantasma de la morosidad empezó a asomar la cabeza en estos meses a consecuencia de las reiteradas subidas de los tipos de interés hipotecarios, con lo que algunos de estos bancos reconocieron haber notado un incremento de la tasa de mora, aunque insistieron en que ¢aún no es preocupante¢ porque la economía todavía tiene vigor y el desempleo no da señales de empeorar.

El Sabadell fue el banco mediano que ganó más dinero de enero a junio, 419,42 millones de euros, un 60% más que un año antes, con una cartera crediticia de 60.911,63 millones de euros -un 29% más- y un volumen de recursos gestionados de clientes de 85.716,43 millones, con un alza interanual del 34,7%.

Según explicó el presidente del Sabadell, Josep Oliu, la gestión del riesgo y la ¢prudencia a la hora de las concesiones de créditos¢ y el establecimiento de provisiones permiten a la entidad afrontar la desaceleración del sector de promoción inmobiliaria ¢sin riesgos significativos¢.

Bankinter fue la entidad que más elevó sus ganancias semestrales en términos porcentuales, el 113,48%, hasta situarlas en 251,14 millones, un salto que se produjo por las plusvalías de 111,2 millones que le reportó la venta a Mapfre del 50% de su negocio de seguros de vida.

La entidad presidida por Pedro Guerrero acumulaba a cierre de junio una cartera crediticia de 34.508 millones de euros -un 19,5% más-, en la que las hipotecas crecieron ¢sólo¢ el 13,2%- y un volumen de recursos de los clientes de 47.728 millones de euros, el 12,13% más que un año antes.

Por su parte, Banesto -propiedad del Santander en un 88,44%-logró un beneficio neto de 390,52 millones de euros en este periodo, lo que representó una subida del 13% en comparación con los 345,7 millones ganados en el mismo periodo de 2006.

Estos resultados se sustentaron, principalmente en el incremento del 19% de los recursos gestionados de clientes, así como en el impulso del 27,2% de la actividad crediticia, una partida en la que destacaron una vez más los préstamos al sector privado otorgados con garantía real, que incluyen las hipotecas y que crecieron el 26,2%, todavía con mucho vigor.

El Grupo Banca March logró en el primer semestre del año un beneficio neto atribuido de 106,2 millones de euros, aproximadamente la mitad de los 200,9 millones de euros que ganó en el mismo periodo de 2006, en el que contabilizó las plusvalías generadas por la venta de su participación en Carrefour.

El Grupo Banco Pastor obtuvo un beneficio neto atribuido de 105,2 millones de euros en el primer semestre del año, lo que significa que incrementó su ganancia el 25,11 por ciento en comparación con los 84,09 millones de enero a junio de 2006.

Según la entidad, estos resultados muestran la ¢gran fortaleza del negocio comercial¢, que se tradujo en notables aceleraciones en los principales márgenes de negocio y en el incremento del 24,6% en la inversión crediticia y el 22,6% en los recursos gestionados de la clientela.

El Banco de Valencia, por su parte, ganó 70,1 millones de euros, un 18,91% más que un año antes, un resultado impulsado por el crecimiento del volumen de negocio en un 37,35% hasta los 31.551 millones de euros y la ¢prudente¢ gestión de los costes.

Por último, el Guipuzcoano obtuvo un resultado neto de 27,46 millones de euros, lo que supone un aumento del 16,6% respecto al mismo periodo del año anterior por la ¢buena evolución del negocio típico bancario¢.