Macroeconomía

La economía creció un 4% en el segundo trimestre, según el Banco de España

La economía española mantuvo en el segundo trimestre un "tono expansivo", aunque algo más atenuado, y creció el 4% en el segundo trimestre del año, una décima por debajo de la registrada en el trimestre precedente, según prevé el último Boletín Económico del Banco de España.

Así lo afirma el organismo regulador, que señala que este resultado refleja una "suave" moderación de la demanda nacional, tanto del gasto en consumo como de la formación bruta de capital fijo.

La institución gobernada por Miguel Ángel Fernández Ordóñez estima que el PIB español avanzó un 0,8% en el segundo trimestre con respecto al primero, frente al crecimiento intertrimestral del 1,1% registrado en los primeros compases del año.

El Banco de España atribuye este menor crecimiento económico a la ¢suave moderación¢ del gasto en consumo y a la formación bruta de capital fijo. Dentro de este último componente, la inversión en equipo habría registrado un crecimiento cercano al 11%, tasa ligeramente inferior a la del primer trimestre, mientras que la inversión en construcción presentaría una desaceleración ¢algo más marcada¢, con una tasa de crecimiento real próxima al 5%.

MÁS INFORMACIÓN

Por su parte, la demanda exterior neta al crecimiento del PIB habría mantenido en el segundo trimestre una aportación negativa al PIB de siete décimas, al haberse acelerado tanto las exportaciones como las importaciones de bienes y servicios, que en el primer trimestre registraron incrementos reducidos.

Por el lado de la oferta, el Banco de España destaca la ¢pujanza¢ de las ramas industriales y de servicios, así como la ¢suave moderación¢ de la actividad en el sector de la construcción. En este sentido, señala que la información disponible sobre el mercado laboral ha empezado a mostrar indicios de este cambio de composición.

En este contexto, la institución gobernada por Fernández Ordóñez estima que el empleo mantuvo en el segundo trimestre un crecimiento ¢sostenido¢, aunque ¢levemente desacelerado¢, mientras que la productividad aparente del trabajo consolidó la mejora experimentada en el primer trimestre.

Tras destacar que el IPC está mostrando un perfil ¢bastante estable¢ en lo que va de año, el Banco de España prevé que los costes laborales unitarios mantengan en el segundo trimestre un avance similar al de los primeros meses del año, cuando la remuneración por asalariado en la economía de mercado alcanzó el 3,1%. De esta forma, constata que las subidas salariales se están situando en el entorno de los incrementos pactados en convenio.

Menor endeudamiento de los hogares

La institución señala además en su informe que la subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) ha tenido un ¢efecto limitado¢ sobre las decisiones de gasto de los agentes, aunque se dejó sentir ¢con mayor intensidad¢ en las decisiones de endeudamiento de los hogares.

En el primer trimestre, el gasto en consumo final de los hogares creció un 3,6% en tasa interanual, una décima menos que en la segunda mitad de 2006. El Banco de España estima que esta ¢suave desaceleración¢ se prolongará en el segundo trimestre de 2007.

Además, el menor empuje del gasto y el hecho de que las condiciones financieras fueran ¢menos holgadas¢, ha reducido el ritmo de endeudamiento de las familias, de manera que el crecimiento del crédito a hogares se situó en junio ligeramente por debajo del 16%, tasa inferior en más de dos puntos a la del trimestre anterior.

Además de la subida de los tipos de interés, a este menor endeudamiento de las familias y a la ¢cierta contención¢ de su ritmos de gasto también ha contribuido, según el Banco de España, la normalización del sector inmobiliario, que ha registrado una ¢desaceleración muy gradual¢ en los precios del sector.