Revista de prensa

La exploración del Polo

El hombre ha escalado las alturas, pero raramente se ha sumergido en las profundidades (...). Pero ayer jueves se alcanzaron las profundidades del Polo Norte. Los dos minisubmarinos rusos (...) que tocaron fondo (...) consiguieron una rara proeza científica (...). El mundo debería rendir homenaje a los intrépidos miembros del Parlamento que guiaron sus submarinos Mir1 4.260 metros por debajo de la tenebrosa superficie marina. Debería también rechazar la estrafalaria reclamación, ahora manifestada por Moscú, de que Rusia ha obtenido el uso de todo lo hallado debajo de su bandera en el fondo del mar. La inspección geológica de EE UU estima que el 25% de las reservas de petróleo del mundo se encuentran en el Círculo Polar Ártico y hay pruebas de la existencia de carbón y gas (...). Cinco países comparten las fronteras de la región Ártica (...) Cada uno posee una zona económica de 200 millas al norte de su línea costera (...). La explotación del lecho del mar es en gran parte regido por la Convención sobre el Derecho del Mar de Naciones Unidas, negociado hace 25 años y que entró en vigor en 1994, ratificada por Rusia.