Mercado de chips

Bruselas acusa a Intel de abuso frente a su rival AMD

La Comisión Europea (CE) ha acusado formalmente a Intel de abuso de posición dominante en el mercado de chips frente a su rival AMD. El gigante informático, que presentará sus alegaciones, ha advertido que Bruselas ha tomado una decisión sin conocer la realidad del sector.

E s un hecho. Tal y como adelantó el viernes Cinco Días, Bruselas ha expedientado a Intel por realizar prácticas contra la libre competencia. Las acusaciones lanzadas por el ejecutivo comunitario contra Intel están basadas en tres líneas básicas. En un comunicado, la Comisaría de Competencia advierte que el gigante informático proporcionó a algunos clientes estratégicos procesadores para los CPU de sus ordenadores a un precio inferior al de sus costes reales de producción.

Además, Bruselas afirma que Intel concedió descuentos a los fabricantes de PC, siempre y cuando aceptaran comprarles la mayoría de sus chips. Finalmente, la CE señala que Intel realizó pagos a los fabricantes de equipos para que retrasasen o suspendiesen el lanzamiento al mercado de nuevos productos que incluyesen los procesadores desarrollados por AMD.

En el mercado se empieza a especular sobre la posible multa a Intel, que en su máxima dureza podría suponer el 10% de sus ingresos anuales. Dicha magnitud ascendió en 2006 a 25.800 millones de euros, con lo que la sanción sería de 2.580 millones.

Pero Intel no va a permanecer quieta. Bruce Sewell, vicepresidente y máximo responsable jurídico de la empresa, afirmó en declaraciones a Cinco Días que la Comisión Europea ha cometido errores, no intencionados, en su decisión. El ejecutivo cree que el ejecutivo comunitario ha tomado la decisión sin conocer como funciona el sector y cual es la estructura real de los costes de las empresas.

Sewell cree que todavía es muy prematuro hablar sobre la posible multa puesto que el proceso se va a prolongar y rechaza de plano que esta resolución signifique una victoria para AMD.

El responsable jurídico, que recuerda que es el primer litigio de estas características al que se enfrenta Intel, indica que el equipo jurídico va a trabajar en la apelación, que deberá ser presentada antes de diez semanas. 'Explicaremos cual es nuestra posición real y daremos a la CE datos concretos sobre nuestros costes para clarificar como funciona el sector', dice Sewell. Además, el ejecutivo quiso dejar claro que este litigio no tendrá ningún impacto en la actividad operativa de Intel.

También AMD ha querido pronunciarse sobre la resolución comunitaria. En un comunicado, su presidente para Europa, Oriente Medio y África, Giuliano Meroni, afirmó que 'ha llegado la hora de la verdad para el mundo de la industria tecnológica. La CE ha determinado que es el momento de poner fin al abuso de Intel en su posición dominante en el mercado global de microprocesadores'. El ejecutivo añadió que están convencidos de que este pliego de cargos comunitario va a servir para impulsar la apertura del mercado global de microprocesadores para beneficiar tanto a usuarios como fabricantes de PC.

El litigio puede durar una década

El litigio todavía está muy lejos de terminar. Comenzó en el año 2000 cuando AMD presentó la primera protesta contra Intel ante la CE. Casi al mismo tiempo, denunció al gigante de los microprocesadores ante una corte federal del estado norteamericano de Delaware. Algunos medios estadounidenses como TheStreet.com señalan que el juicio por este litigio podría tener lugar en 2009.

Desde luego no sería el primer litigio con una duración similar. Los procesos antitrust realizados contra gigantes como AT&T e IBM se extendieron durante más de una década. En el caso de la primera fue decisivo porque se vio obligada a segregar su negocio de telefonía local dando lugar a las llamadas baby bells.

También el litigio entre Bruselas y Microsoft va a ser largo. El Tribunal de la UE se pronunciará el 17 de septiembre sobre el recurso de la empresa contra la multa impuesta por Bruselas en 2004 por violar las leyes antitrust.