Sanción

La Generalitat multa a 20 aerolíneas por no usar el catalán en El Prat

Una veintena de aerolíneas nacionales e internacionales recibieron el 12 de julio notificaciones de multas de la Generalitat con importes entre 15.000 y 59.000 euros por no utilizar el catalán en documentos y cartelería en el aeropuerto de El Prat. Las compañías están indignadas porque sus patronales llegaron a un acuerdo para solucionar los expedientes abiertos hace un año.

las aerolíneas entienden que el nuevo organismo va a asumir la responsabilidad de la seguridad aeroportuaria.
las aerolíneas entienden que el nuevo organismo va a asumir la responsabilidad de la seguridad aeroportuaria.

Una lluvia de multas ha caído sobre buena parte de las aerolíneas españolas y extranjeras que operan en el aeropuerto de Barcelona. La consejería de Economía de la Generalitat de Cataluña comunicó el pasado 12 de julio al menos a 20 compañías la imposición de otras tantas sanciones por incumplimiento de la Ley de Normalización del Catalán en los documentos y cartelería que utilizan en sus operaciones en El Prat.

Las aerolíneas son muy reticentes a reconocer si están incluidas en la lista de las sancionadas porque en este momento se encuentra abierto el proceso de adjudicación de espacios en la nueva Terminal Sur del aeropuerto de Barcelona. La decisión final la tomará AENA en octubre, pero la Generalitat tendrá un papel importante en el proceso.

Fuentes del sector conocedoras de la situación han explicado que entre las multadas se encuentran aerolíneas de todas las alianzas. La que, al parecer, ha recibido una sanción más alta, de 59.000 euros, es Alitalia. Las sanciones se sitúan entre esta cantidad y 15.000 euros. De las que están integradas en OneWorld han sido multadas, entre otras, Iberia y British Airways. De Star Alliance (en la que están integradas Spanair, Lufthansa y SAS) almenos dos empresas han recibido sanciones; y lo mismo ocurre con Sky Team (en la que se integran, entre otras, Air Europa, Air France y KLM).

Fuentes del departamento de consumo de la Generalitat de Cataluña prefirieron no hacer comentarios sobre el asunto y remitieron a las reuniones que están programadas con las patronales del sector para el próximo mes de septiembre.

Las tres patronales que existen en España, Asociación de Líneas Aéreas (ALA), Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (Aceta) y Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), han reconocido que varios de sus asociados han recibido la notificación de las multas aunque han declinado dar nombres.

Desde el momento (hace ahora un año) en que conocieron los criterios estrictos con los que se pretendía aplicar la Ley de Normalización del Catalán en los aeropuertos y se abrieron los primeros expedientes a aerolíneas, las tres patronales de manera conjunta hanmantenido distintas reuniones con las autoridades de consumo de la comunidad. En los encuentros, el sector aéreo ha tratado de explicar que las compañías son las primeras interesadas en colaborar con la Generalitat en la aplicación de la ley mencionada. Señalaron que, de hecho, con anterioridad, muchas empresas tenían en catalán los carteles y documentos que usan en El Prat y en los otros aeropuertos de la comunidad. Varias de ellas también tenían una versión de su página web en este idioma.

Las asociaciones, no obstante, intentaron convences a sus interlocutores de que toda la documentación referente a las órdenes operativas entre el aeropuerto y las aeronaves y, sobre todo, los billetes aéreos es imposible implementarlos en catalán. La razón de esta imposibilidad es que su emisión no es un proceso que se haga a nivel local sino global y siempre se utiliza como idioma base inglés y, de manera subsidiaria, en algún otro idioma.

El buen clima que se produjo en estos encuentros, y en especial en el último celebrado el 14 de febrero, convenció a las aerolíneas de que el problema se encontraba en vías de solución. Por ello la lluvia de multas que se ha producido este mes ha causado una gran sorpresa y disgusto en el sector.

Una solución con muy pocos resultados

Las autoridades catalanas en sus encuentros con las patronales aéreas indicaron que, una vez abiertos los expedientes administrativos a las aerolíneas, no era posible cerrarlos sin que mediara una justificación argumentada. Por ello, recomendaron a las compañías que presentaran unas alegaciones formales de las que incluso se pactó su apoyatura jurídica.

Las expedientadas siguieron al pie de la letra tales recomendaciones, pero no ha servido de nada y ahora se enfrentan al hecho consumado de las multas.

Las tres patronales ofrecen soluciones distintas para enfrentarse al problema en esta nueva situación. AECA, que defiende a los integrantes de StarAlliance, cree que hay que insistir en la política de presentar las alegaciones que se acordaron en su día. ALA ha mostrado su sorpresa por la recepción de las multas y apuesta por mantener una línea de negociación y de firmeza en las reuniones previstas para septiembre.

Aceta es la asociación que mantiene una postura de mayor dureza. Señala que ¢la mejor manera de incentivar el uso del catalán no es imponiendo multas¢ y recuerda que el consejero de la Generalitat Joaquín Nadal se ha mostrado partidario ¢de estímulos antes de sanciones¢ en este tema. Aceta asegura que ¢no se nos deja otra salida que defendernos ante los tribunales¢.