_
_
_
_
CincoSentidos

Fábricas de goles y estrellas

Clubes europeos de primer nivel se vuelcan en la creación de escuelas en el extranjero para captar a los niños que apuntan a figuras

Fábricas de goles y estrellas
Fábricas de goles y estrellasCinco Días

Ocho de julio, estadio Metropolitano de Lara, en la localidad venezolana de Barquisimeto. Se disputa el Argentina-Perú de la Copa América ante 40.000 espectadores. A cuatro minutos del final, Juan Román Riquelme eleva su millonaria cotización fulminando al rival con el 4 a 0 definitivo. Entretanto, en España se habla del interés del Atlético de Madrid por convertirle en el sucesor de Fernando Torres. Tras el gol, Riquelme emprende una eufórica carrera (en la imagen central), seguido por Esteban Cambiasso. Una celebración que recuerda a la niñez de ambos. Y es que estudiaron juntos la ciencia de dar el último pase y marcar goles.

Pocas escuelas en todo el mundo pueden presumir de haber reunido tanto talento como Club Parque, toda una institución en Buenos Aires. Fernando Redondo, Sorín, Placente, Coloccini, Gago, Riquelme, Cambiasso... todos ellos internacionales con la selección argentina, brillan en su historia como antiguos alumnos. Así, la que fuera modesta escuela allá por los años cincuenta hoy es una de las cunas del fútbol mundial y lugar de referencia para los ojeadores.

'En Club Parque descubrí el placer de jugar al fútbol y viví momentos inolvidables. Tanto quiero a esa casa que, siempre que puedo, estoy allí echando una mano en lo que sea', dice en su página web Estaban Cambiasso, jugador del Inter de Milán que ingresó en Parque con seis años.

'Sólo somos un club pequeño con dos canchas de babyfútbol y una lista de espera de 200 chicos para jugar', según Alejandro Sirro, portavoz de Club Parque. Modesto, pero con una fama incontestable, Parque surte actualmente a la cantera del uno de los clubes más grandes de América, el Boca Juniors. A cambio, la entidad mantiene las instalaciones y da una esperanza de futuro lleno de ovaciones, y de dinero, a decenas de pequeños y sus familias.

En la acera de enfrente, el semillero del River Plate, donde despuntaron Saviola, Solari, Aimar, Ariel Ortega o Hernán Crespo, es todo un pilar para los éxitos de la albiceleste y una escuela igualmente amenazada por los cazatalentos.

Visto el precio que alcanzan las figuras en el mercado internacional, los clubes más pudientes se han lanzado a una carrera frenética por el fichaje de niños pese a las restricciones de la FIFA. Y Argentina está entre los mercados más afectados.

Esta práctica ilegal, salvo en tres excepciones marcadas por FIFA, ha motivado un informe del Parlamento Europeo en el que se indica que los contratos a menores pueden degenerar en el tráfico de niños.

Ejemplos no faltan. El prometedor Brian Sarmiento, de 17 años, pasa del Estudiantes de la Plata al Racing de Santander; el zurdo de 16 años Germán Pacheco ha recalado en el Atlético de Madrid procedente de Vélez; el Español acaba de probar a Gastón Videla y Lautaro Ludueña, de 10 y 12 años; y el prometedor Federico San Millán, de 13 años, está siendo ofrecido en España ante la indignación reinante en Argentina.

'El reglamento para impedir los traspasos de menores existe, pero es muy difícil determinar la frontera entre la oportunidad positiva que se da a un chico y el negocio que puede suponer para un club. A veces es injusto que se impida prosperar a un jugador', dice Julio Vega, representante de futbolistas. Su contrato con Federico San Millán y el ofrecimiento del niño a distintos clubes españoles le han valido duras críticas. 'Su familia me pidió que le buscara acomodo, tiene ascendientes españoles y familia aquí. æpermil;l estaría encantado de jugar en un equipo argentino, pero ahora no tiene nada interesante allí', argumenta el representante. El último club de esta promesa ha sido el Racing de Avellaneda. El próximo podría ser el Getafe.

Tal es el calado del babycontrato que la propia Asociación del Fútbol Argentina (AFA) está tomando medidas para frenar la fuga de pichones o pibitos que, apenas comienzan a despuntar con el balón, firman con clubes extranjeros.

Más que una labor social

La de los ojeadores no es la única vía para atar a estrellas en potencia allí donde surgen. En busca de un camino más ético, los grandes clubes se apresuran a abrir escuelas para asegurarse los servicios del deportista prometedor al tiempo que cumplen con una labor solidaria. 'Al menos contribuyen al desarrollo de cientos de niños mientras llega uno con condiciones para triunfar', cuenta un entrenador de categorías inferiores consultado para este reportaje. Feyenoord, Arsenal, Milan y Ajax, entre otros, cuentan con escuelas o convenios por los que disfrutan de derechos sobre niños de medio mundo.

El costamarfileño Yaya Touré es fruto de uno de estos semilleros. Con 24 años ha fichado por el Barcelona, procedente del Mónaco, y su cláusula de rescisión alcanza los 90 millones. Aunque Touré nació para el fútbol lejos de Europa, estaba claro que su destino pasaba por el Viejo Continente. En ASEC Mimosa, una modesta escuela en Abidjan (Costa de Marfil), muchos sueñan con entrar en España, Reino Unido o Francia por la puerta del éxito. El promotor de esta academia es el ex internacional francés Jean Marc Guillou y detrás está una de las escuadras más poderosas de Europa, el Arsenal inglés. Los mejores, como en su momento lo fue Touré, tienen diseñada una ruta que puede conducirles al estrellato, merced a sendos convenios con el belga KSK Beveren y el citado Arsenal.

Real Madrid o Barcelona también han llevado sus colores, abriendo escuelas, a distintos puntos neurálgicos del mapamundi futbolístico, pero el último club en considerar la aventura es un modesto: el Racing de Santander. La entidad cántabra ha manifestado que abrirá una academia en Brasil y mantiene negociaciones con el Esporte Club Primavera. La meta de la entidad es formar directamente a jugadores para que, los de mayor calidad, salten al Racing o sean traspasados a otros equipos europeos.

Otro que gestiona el talento en origen es el Atlético de Madrid, cuyo proyecto pasa por asentarse en Brasil, Portugal, o Argentina. De momento, decenas de niños mejicanos -la primera escuela rojiblanca en el extranjero está en México DF- sueñan con triunfar en el Calderón. Y pronto lo harán los adolescentes de Marruecos, con la apertura a finales de año de una academia en Tetuán. 'No vamos a buscar futbolistas sino a dar un servicio a la sociedad. Si al final sale una estrella es posible que venga, pero no es el objetivo', aclara Pedro López, director de Expansión de la Fundación Atlético de Madrid. Y el Real Madrid defiende la tarea con extranjeros en los mismo términos: 'Nuestras escuelas en Argentina, Chile o Bolivia son de integración y sirven de ayuda a los más necesitados', explica Carlos Abella, director general de la fundación Real Madrid.

Real Madrid en EE UU

Dos años de negociaciones han culminado en un acuerdo entre Real Madrid y la empresa SPC Worldwide para la apertura de escuelas de fútbol en EE UU. Además, la firma organizará las giras del club blanco durante los próximos cinco años.

Las cifras

2% de los niños de las escuelas parecen aptos para jugar de mayores, según la AFA.347.000 niños entre 9 y 17 años están registrados en España como miembros de la cantera.

El fútbol y los proyectos de figura

A LA DEFENSIVA. La Federación Argentina (AFA) ha tomado la decisión de evitar la participación de sus futbolistas menores de 15 años en torneos internacionales. De este modo, trata de evitar el expolio que, según sus dirigentes, sufre el fútbol de cantera de ese país. La AFA asegura que el Reglamento sobre Transferencia de Jugadores no está siendo eficaz en al defensa de los menores de edad.REGLAMENTO FIFA. La prohibición de realizar transferencias internacionales de jugadores menores de 18 años está recogida por la FIFA, que suele dar su permiso en distintos casos. El jugador puede cambiar de país, por ejemplo, cuando la transferencia se realiza entre estados de la Unión Europea o cuando se justifica el traslado de los padres a otro país por cuestiones no relacionadas con el fútbol, como las laborales.CASO DEMIRCI. El de Muhammad Demirci (en la imagen) es uno de los nombres del verano a pesar de que no tener 13 años. Este turco pertenece a la cantera del Besiktas y en su país no se habla de otra cosa más que del presunto interés del Barcelona. Pero del mismo modo, los rotativos turcos comentan que la cotización del chaval alcanza los cinco millones. Del Barcelona sólo salen palabras en contra del pago de un transfer por un jugador infantil.VALENCIA CF. Clubes como el Valencia llenan sus campos de entrenamiento de niños extranjeros a lo largo de todo el año. Este verano celebra un Campus Internacional con chavales procedentes de América. El primer grupo de 14 chicos llegó desde Chicago, el segundo acaba de venir de Venezuela y antes, en el primer semestre, han sido 600 jugadores entre 12 y 18 años los que han pasado por la ciudad deportiva de Paterna procedentes de Inglaterra y Escocia.CAUSA SOLIDARIA. Osasuna, a través de su Fundación, ha abierto una escuela en Nicaragua, pero su intención no es ojear figuras: ¢El objetivo es que los pequeños logren completar su formación y que el deporte los mantenga alejados de lacras como la explotación sexual o el mundo de las drogas¢, explica Diego Maquírriain, director de la Fundación, a quien no agrada la proliferación de viveros de estrellas en países pobres.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_