Banca

El mercado percibe cierto riesgo en la entrada del Popular en EE UU

Banco Popular ha elegido un momento complicado para entrar en Estados Unidos. Así lo perciben los analistas, que aprueban la compra de TotalBank, aunque observan ciertos riesgos por las incertidumbres que pesan en el negocio de los créditos de alto riesgo.

El Banco Popular acaba de entrar en Estados Unidos con la compra del 100% de TotalBank, una pequeña entidad financiera situada en Miami, donde más del 50% de la población es hispana. La primera valoración que han hecho los analistas sobre la operación es positiva, aunque en líneas generales la consideran de poca relevancia (ha pagado 218 millones de euros, el 1,5% de la capitalización) y con ciertos riesgos.

El más importante, y de plena actualidad, es el de las subprime (créditos de alto riesgo). 'La mayoría de los clientes de TotalBank demandan este tipo de préstamos, aunque también es cierto que contrasta con el ratio de morosidad, de sólo un 0,11%. Yo creo que la penalización del valor obedece en parte al miedo de que suceda algo en el mercado americano', señala Juan Pablo López, de Inverseguros.

Popular cayó ayer el 0,37%, lastrado por el pago de dividendo -si se descuenta habría subido el 0,44%-. En tres días, se ha dejado el 3,2%, aunque el mercado reaccionó también a la baja cuando BBVA, Santander y Sabadell compraron Compass, Sovereign y Transatlantic. 'Lo más importante es que Popular haga una diversificación ordenada y poco a poco. Siempre es bueno estar en distintos países, como Santander y BBVA; cuando el ciclo es malo en un sitio, será bueno en otro', explica Juan Pablo López.

La entrada del Popular en Estados Unidos se ve como 'un primer paso hacia la internacionalización de la compañía', en palabras de Alberto Alonso, socio fundador de AFP Inversiones. Pero el experto considera que tendría que ir a más: 'Debería intentar que un tercio de su cuenta de resultados viniera fuera de España. El sector está muy dañado y los fondos extranjeros perciben que los bancos españoles tienden a hacerlo peor, aunque no sea así', señala el experto.

Ibersecurities se muestra algo más duro, ya que califica de negativo el sentido estratégico de la operación. 'Apostábamos por el crecimiento orgánico frente a las adquisiciones, y la compra se ha realizado en un mercado por el que no se había apostado y que está aquejado significativamente por problemas de cesión de riesgos y crecimiento de crédito'. Los analistas están convencidos de que 'considerando las dudas existentes sobre la evolución del mercado hipotecario en España, entrar en EE UU no es la mejor opción'.

El valor espera los resultados en mínimos

El Popular pierde un 1,31% en el año y cotiza al nivel más bajo de 2007. Su tendencia en el mercado es similar al resto de las entidades financieras de parecido tamaño. Un 2,68% cae Banesto y un 5,39%, Sabadell. Por su parte, Santander y BBVA pierden el 0,85% y 1,32%, frente a la subida del 10,6% de Bankinter y el 3,19% del Pastor.

Así, en el peor momento del ejercicio para el banco en Bolsa, llegó a ganar un 16,75%, se acerca a la publicación de resultados (19 de julio). Ibersecurities ha realizado una estimación del primer semestre que arroja un crecimiento del beneficio neto del 14%, hasta los 590 millones.

Con respecto al margen de intermediación espera una mejora del 10,8%, y un 16,4% en el de explotación. 'Estimamos que mantendrá el nivel de provisiones, sin deterioro en la calidad del crédito', dicen.