Deporte

La industria del deporte se revuelve contra el Libro Blanco de la UE

Las principales federaciones deportivas europeas, encabezadas por la de fútbol (UEFA), reaccionaron ayer con virulencia contra el Libro Blanco del Deporte presentado por la Comisión Europea para 'proporcionar una orientación estratégica sobre el papel del deporte en la UE', tanto desde el punto de vista 'social como económico'.

El documento se enviará ahora al Parlamento Europeo, al Consejo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, y sus conclusiones se presentarán a los Ministros de Deporte de la UE. Además, el próximo mes de octubre la Comisión organizará una conferencia para debatir con las partes interesadas del ámbito del deporte.

Las organizaciones que regulan el baloncesto, el balonmano, el voleibol y el hockey sobre hielo emitieron ayer un comunicado conjunto en el que señalaron haber 'leído un borrador', y aseguraron sentirse 'bastante decepcionados'. 'Dicho documento sólo describe la situación actual y, desafortunadamente, adopta una actitud muy tímida e indecisa' en relación con los puntos clave. 'No habla ni de la autonomía del deporte, ni de aumentar la seguridad legal en el deporte, ni de la incidencia de éste en la sociedad'.

Las federaciones critican en especial que no haya 'una orientación política clara' para lograr un 'un estatuto legal claro para todas las actividades deportivas'.

Más libertad

Las distintas organizaciones esperaban que el Libro Blanco diese a cada una de las disciplinas deportivas libertad de acción para que las federaciones puedan decidir su camino legal de forma autónoma para 'acabar con la confusión legal, peligrosa y presente', y crear 'un armazón regulativo que aumentaría el desarrollo adicional del deporte europeo en todos los niveles'.

Tanto la UEFA como el resto de instituciones, sin embargo, aseguran que a partir de ahora van a colaborar con el Parlamento Europeo y la CE para mejorar el texto.

Más transparencia en los fichajes

El Libro Blanco sobre el deporte es la primera iniciativa global en materia de deporte de la Comisión. El documento también se ocupa de 'la legalidad de los flujos financieros' para fichar y reclama un sistema europeo de verificación 'para mejorar la transparencia'. Además, también se prevé acentuar la lucha frente al blanqueo. 'Hay informes que muestran prácticas ilícitas por parte de ciertos agentes, lo que ha provocado corrupción, blanqueo de capitales y explotación de menores', subrayó el comisario de Educación, Formación, Cultura y Juventud, Jan Figel, quien aseguró que el Libro Blanco respeta el principio de subsidiariedad, la autonomía de las organizaciones deportivas y el actual marco jurídico de la UE, y desarrolla el concepto de 'especificidad del deporte'.