Regulación

La CNMV estrechará el control sobre las inmobiliarias cotizadas

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, ha anunciado hoy que este organismo "reforzará los controles en el futuro" sobre las empresas inmobiliarias cotizadas por tratarse de un sector "de aparente riesgo contable".

En su primera intervención pública como presidente de la CNMV, Segura ha asegurado que se está dedicando "especial atención" a las valoraciones de los activos inmobiliarios, que "han cambiado el signo de los resultados consolidados" de algunas compañías del sector cotizadas.

El objetivo, según Segura, es comprobar que estas valoraciones "se generan con procedimientos, hipótesis y criterios reconocidos" e incluso pedir valoraciones o tasaciones complementarias de los activos "a sociedades de reconocida solvencia sometidas a algún tipo de supervisión".

Segura, que ha clausurado en Sitges (Barcelona) el XVII Fórum del Auditor Profesional, ha señalado que el modelo del valor razonable de los activos, que es el más utilizado por las grandes inmobiliarias europeas, "puede introducir volatilidad en los resultados, sin generar flujo de caja real alguno, al ser un mero apunte contable".

Mejor valor razonable

"En el caso español, varias compañías cotizadas están aplicando el modelo del valor razonable, para lo cual han contratado a empresas de valoración de activos cuyas tasaciones deberían reflejar las condiciones reales de mercado en la fecha de balance", ha afirmado el presidente de la CNMV.

A juicio de Segura, "el mejor valor razonable se obtiene de los precios actuales en un mercado activo para propiedades similares en una misma localidad y condiciones" y "no debe reflejar ni expectativas futuras que podría generar la inversión inmobiliaria ni posibles sinergias futuras por aspectos fiscales, legales o de índole regulatoria, sino su situación y condiciones actuales".

En plena resaca tras la tormenta desatada por Astroc, cuyo valor bursátil ha experimentado bruscas variaciones en los últimos meses, Segura ha subrayado que las inmobiliarias deben elegir empresas de valoración de activos "con prestigio reconocido" e incluir en los contratos cláusulas que permitan exigir responsabilidades.

"Los sistemas de control y de auditoría interna de las sociedades deben ser potenciados al máximo y supervisados por el comité de auditoría para mitigar sus posibles efectos adversos", ha dicho Segura. El máximo responsable del regulador de las bolsas españolas ha destacado el peso de los consejeros independientes en el conjunto de las cotizadas españolas, aunque ha recordado que no todas las empresas siguen las recomendaciones del Código Unificado de Buen Gobierno en su conjunto.