Publicidad

Adsmedia apuesta por la publicidad en el móvil con descuentos para usuarios

Adsmedia es la primera empresa en España de publicidad en el móvil que ofrece descuento de costes a los usuarios. La firma española trabaja actualmente con operadores en nuestro país para ver la fuerza de esta fórmula publicitaria que, dicen, beneficiará tanto al usuario como a las operadoras porque financiará una parte importante de los servicios móviles.

En Adsmedia están convencidos de que la publicidad móvil va a ser un claro impulsor del crecimiento futuro de los operadores móviles. 'Sin un mercado móvil fuerte en publicidad, las perspectivas del internet móvil y de los contenidos son limitados', apunta Xavier Buyse, consejero delegado de la compañía.

El directivo, junto con cuatro socios, fundaron Adsmedia con una visión clara: un mercado de publicidad móvil potente subvencionará muchos servicios móviles, tales como juegos, música, vídeo e incluso televisión. 'La publicidad financiará una parte importante de los servicios de móvil, igual que hoy financia la mayor parte de la televisión, la prensa gratuita o la radio'.

Adsmedia inició su actividad, especializada en la gestión de anuncios en la red en el segmento del móvil, en diciembre de 2006 y hoy tiene cuatro oficinas en el mundo, dos en España (Madrid y Barcelona), una en Reino Unido y otra en Venezuela.

Actualmente, sólo tres empresas más (dos estadounidense, Enpocket y Third Screen Media, y la francesa ScreenTonic) ofrecen soluciones similares a Adsmedia. Y precisamente la firma gala, controlada por los grupos de capital riesgo 3i e I-Source Gestion, acaba de ser adquirida por Microsoft.

La compañía española incorpora distintos formatos publicitarios (vídeos, banners, texto, audio) dentro de la comunicación del móvil: en los contenidos y portales Wap, en los tonos de espera de las llamadas telefónicas o en la mensajería persona a persona. 'Esta última consiste en incorporar publicidad en el encabezamiento de los SMS o MMS que se envían dos personas entre ellas, algo muy distinto del llamado SMS-push, donde una empresa o un operador móvil te envía un mensaje donde todo es publicidad y donde el remitente es el anunciante', aclara Buyse, para quien los sistemas de Adsmedia son 'menos intrusivos, porque siempre tienen la aceptación del usuario'.

También defienden que la publicidad en el móvil es mucho más efectiva que otros soportes porque es una herramienta muy personal que permite seleccionar audiencias y da una flexibilidad geográfica muy alta. Buyse destaca algún dato que muestra el potencial de este soporte: 'En 2006 se realizaron en España 1,25 billones de SMS, y el 99,3% de ellos se lee y el 24% se reenvía o se enseña'. En EE UU, la publicidad en el móvil mueve ya 1.500 millones de dólares. 'Es una cifra baja, pero importante si se tiene en cuenta que se está explotando desde hace dos años y medio'.

Los análisis de mercado apuntan que este tipo de publicidad moverá 200 millones de euros en España en 2010 y 10.500 millones de dólares en todo el mundo para 2011.

Adsmedia, que negocia la entrada de fondos de capital riesgo en su accionariado, está haciendo pruebas piloto con operadores en España con el fin de ver cómo reaccionan los usuarios y qué ventajas hay que ofrecerles para que den su consentimiento a la recepción de la publicidad.

Tres colectivos interesados

'Ha nacido una publicidad que no sólo genera beneficios al anunciante y al canal (operador móvil), sino también a los clientes', dice Buyse, porque el usuario obtiene descuentos en sus servicios telefónicos y/o gratuidad en contenidos móviles. Para el cofundador de Adsmedia, también ganan los operadores, 'al aumentar el ARPU y convertirse en un nuevo soporte publicitario con un potencial enorme' y el anunciante, 'ya que el soporte tiene una penetración superior al 95% de la población y el coste es de tres céntimos por impacto (persona) y 4,2 céntimos si lleva vídeo'.

Según Buyse, existen tres colectivos que son más susceptibles a esta publicidad en España: los inmigrantes; los jóvenes de 14 a 26 años, intensivos en el uso del móvil pero que tienen un control importante del coste y son grandes usuarios de SMS, juegos y descargas. El tercer grupo son los usuarios con un ARPU inferior a 20 euros/mes, que básicamente usan el móvil para recibir llamadas. Y los tres representan más de 21 millones de usuarios.