Televisión

Audiovisual Sport denuncia a Mediapro por romper el pacto del fútbol

Audiovisual Sport anunció ayer que el 3 de julio demandó a Mediapro por incumplir sus compromisos sobre los derechos audiovisuales del fútbol y le reclama el pago de 28 millones de euros.

Audiovisual Sport, compañía controlada en un 75% por Sogecable, anunció ayer que ha presentado una demanda judicial contra la productora audiovisual Mediapro por incumplir los pagos y el contenido del acuerdo suscrito el 24 de julio de 2006 entre ambas compañías, según informó ayer la empresa en un comunicado.

Los dos principales directivos de Mediapro, Jaume Roures y Tacho Benet, anunciaron ayer en una rueda de prensa que han alcanzado un acuerdo con 39 clubes de fútbol profesional (17 de Primera y 22 de la Segunda División) para 'explotar en exclusiva' de sus derechos audiovisuales y de retransmisión a partir de la temporada 2009-2010. Estos acuerdos tienen una duración de cinco años 'en un 99%'. Además, Roures y Benet aseguraron que el contrato suscrito con Sogecable 'no se ha cumplido' y que, por lo tanto, éste ya no tiene validez.

Audiovisual Sport asegura en la demanda presentada en los juzgados de Madrid que Mediapro ha incumplido su obligación de pagar las cantidades establecidas en el acuerdo entre ambas partes.

Audiovisual Sport afirma además que 'ostenta los derechos de los clubes de fútbol de la Primera y Segunda División de Liga española correspondiente a las temporadas 2006/07 a 2008/09', y que, 'es titular' de 'numerosos contratos con clubes de fútbol que extienden sus derechos hasta la temporada 2012/13'.

La compañía recuerda que en función del contrato suscrito entre Mediapro y Sogecable en 2006, se atribuía a Audiovisual Sport 'la función y el derecho de negociar y, llegado el caso, asumir la renovación' de los demás contratos que pudieran ir venciendo con posterioridad.

Por ello, Mediapro 'no ha podido ni puede realizar legítimamente ninguna adquisición de derechos para sí y por su propia cuenta, en contra de lo que falsa y tendenciosamente afirman'.

Los 28 millones que reclama Audiovisual Sport es la cantidad que, en el mejor de los casos, se han descontado indebidamente de las facturas. A esta cantidad habría que añadir el IVA (4,5 millones); y otros 5,6 millones en concepto de daños y perjuicios, informa elpais.com.

La compañía exige en su escrito que la sentencia incluya la prohibición a Mediapro de contratar la cesión de derechos audiovisuales con clubes de fútbol de Primera y Segunda División.

Audiovisual Sport asegura que a pesar de los 'incumplimientos' de Mediapro durante la pasada temporada (como por ejemplo falta de pago de sus compromisos), ha permitido el 'pacífico desarrollo' de la explotación del vigente modelo audiovisual, 'en atención especialmente a los telespectadores y terceros cesionarios de derechos'. Añade que 'ha explotado y seguirá explotando en el futuro los derechos audiovisuales' mediante 'su cesión a terceros operadores de televisión para su difusión en abierto, en pago o en PPV, o a otros terceros interesados en otras modalidades de explotación'.

Sogecable, por su parte, afirmó ayer en un comunicado que ha 'analizado cuidadosamente' las manifestaciones pronunciadas ayer por Roures, 'que desvelan sus actuaciones y auténticas intenciones', y que considera 'que sus declaraciones, las conductas en ellas descritas y su difusión pública constituyen hechos susceptibles de ser tipificados como delitos'.

La compañía audiovisual avisa que 'ejercitará contra el Sr. Roures' y contra sus colaboradores ' las acciones penales o de cualquier otra naturaleza que le corresponden, en caso de que no se produzca una inmediata y pública rectificación de sus manifestaciones y la reparación de sus actuaciones defraudatorias, lesivas y coactivas'.