CincoSentidos

¿Qué pasaría si los discos costaran dos euros?

Los internautas creen que un precio superior a 2,5 incita a la copia gratuita.

Qué pasaría si los discos costaran dos euros
Qué pasaría si los discos costaran dos euros

Entre 2 y 2,5 euros, y no se hable más. El internauta habitual en los sitios de descargas gratuitas no está dispuesto a pagar ni 500 de las antiguas pesetas por un álbum de música, según el informe Desafíos para el copyright, elaborado por la firma de consultoría DNX.

Para horror de las industrias musical y cinematográfica, este consumidor esgrime un argumento claro para defender la copia desde el PC: le duele el bolsillo. 'Más del 75% de los españoles que navegan y descargan música gratis creen que el precio no es adecuado', cita DNX.

'Con un CD a dos euros, sencillamente no habría música', se defiende Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, patronal de las discográficas. El directivo recuerda que se han rebajado gastos en marketing y que los estudios de grabación han estrechado sus márgenes en busca de un CD más barato: 'Sólo queda que el IVA del 16% baje al 5%. El gobierno nos apoya, pero el debate está estancado en la UE', esgrime Guisasola.

Pero para el común de los internautas consultados el problema va más allá de los 100 o 120 céntimos que el IVA encarece cada disco. La descarga legal de una sola canción excede en más de tres veces el precio que consideran 'adecuado', que es de 0,3 a 0,45 euros; piensan que el último éxito cinematográfico debería distribuirse a 2,25 euros, y que la temporada completa de una serie de televisión atraería compras si costara entre 3,50 y 5 euros.

La brecha entre el precio justo y el que marcan las tiendas se antoja tan insalvable como las posturas de unos y otros. 'Cualquier producto es caro cuando compite contra el gratis total. El que hoy se inclina por la copia gratuita seguiría haciéndolo aunque un CD costara dos euros', opina Pedro Farré, director de Relaciones Institucionales de la SGAE. Farré denuncia que hay una industria 'interesada' en que exista la oferta ilegal de contenidos por internet, en contra de los derechos de los autores, 'porque incentiva las ventas de dispositivos MP3 o líneas ADSL'.

Siete de cada diez encuestados por DNX reconocen que compran menos música desde que se ofrece por cero euros. Y entre ellos no sólo hay recién llegados al mundo del consumo: en la encuesta participan 1.160 personas de 14 a 45 años. Sin embargo, también son mayoría quienes abogan por proteger la propiedad de los artistas.

Ante esta doble moral, la cuestión es si el CD cotiza a niveles de robo o si, realmente, tienen razón quienes anuncian que el cinturón de la industria se ha apretado hasta el último agujero.

DNX no se postula, pero su estudio 'evidencia la postura crítica de los internautas hacia las discográficas y sociedades de autores, así como a las formas de comercialización y precios', dice Humberto Matas, director de estrategia de la consultora.

Piratería de masas

¦bull; Cada vez son más los que escuchan música a diario y menos los que pagan por ella. La última encuesta sobre hábitos de consumo cultural, firmada por la SGAE y el Ministerio de Cultura, revela que el 83% de los españoles acude a la música con frecuencia. Hasta un 93% de los que la obtienen por internet lo hacen gratis.

¦bull; La descarga de música ya ocupa el quinto puesto entre los usos más populares en la red. El 61% de los internautas, según la SGAE, bajaron alguna canción en 2006: sólo el 3% pagó.

¦bull; La radiografía del sector que presenta la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI) indica que el año pasado cayeron las ventas de discos en España un 11%. La cifra se eleva hasta el 44% desde 2001.

¦bull; La distribución legal por medios digitales aumentó un 5% en 2006, lo que a juicio de la industria no compensa las caídas en ventas de CD. Sólo el pasado ejercicio los internautas españoles copiaron desde la red 750 millones de canciones sin pasar por caja.