Sanción

Competencia multa a Sos Cuétara por pactar el precio del aceite

El Tribunal de Defensa de la Competencia ha multado a Sos Cuétara y a ocho grupos de distribución por pactar los precios de las marcas de aceite Carbonell y Koipesol. Sos tendrá que pagar dos millones de euros y los distribuidores, más de 1,7 millones.

El Tribunal de Defensa de la Competencia considera que hubo fijación ilegal de los precios mínimos de las marcas Carbonell y Koipesol, propiedad de Sos Cuétara. Por ello, impone al grupo de alimentación una multa de dos millones de euros, a los que se suman otros 1,774 millones que se distribuirán ocho grandes cadenas de distribución en proporción a su superficie de ventas. De esta manera, Mercadona es sancionada con 413.800 euros, Dia (controlada por Carrefour), con 338.250; Eroski, con 317.200; Caprabo, con 214.000; El Corte Inglés, con 147.500; Carrefour, con 122.750, y El Árbol, con 85.900 euros.

La resolución es fruto de la denuncia que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) presentó en septiembre de 2002 ante el Servicio de Defensa de la Competencia al detectar a través de sus estudios de mercado que los precios de los aceites de oliva comercializados bajo las marcas Carbonell 0,4 y Koipesol eran idénticos en la práctica totalidad de establecimientos y siempre estaban por encima de los 2,69 y los 1,19 euros, respectivamente. Según la OCU, la coincidencia se alcanzaba en el 99,1% de los 417 establecimientos visitados en agosto de ese año. Competencia asegura que los acuerdos con los consumidores permitían a Sos Cuétara conseguir unos precios estables para sus productos, al evitar el uso de sus marcas de aceite como 'producto gancho', y los distribuidores eliminaban un elemento de 'fuerte competencia'.

Pese a la resolución del Tribunal, éste no el final del proceso, ya que a partir de ahora se pone en marcha el largo trámite de los recursos. La resolución de Defensa de la Competencia pone fin a la vía administrativa y a partir de ahora la encargada de revisar el caso será la Audiencia Nacional. Compañías afectadas por la resolución como Eroski, Mercadona, Caprabo o Alcampo reconocieron que sus departamentos jurídicos ya se han hecho cargo de la sanción y estudian su recurso. En el caso de Alcampo, la compañía señala que su política comercial siempre se ha basado en ofrecer los precios más bajos, una estrategia que, aseguran, es incompatible con posibles pactos de precios.

DEÓLEO 0,31 0,16%

El grupo aceitero pone en marcha su recurso

El grupo de alimentación Sos Cuétara, propietario de las enseñas aceiteras Koipesol y Carbonell, ha manifestado su 'absoluto desacuerdo' con la resolución del Tribunal de Defensa de la Competencia, aseguró ayer un portavoz de la firma de alimentación. La compañía presidida por Jesús Salazar también señala su intención de recurrir la decisión de Competencia ante la Audiencia Nacional. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) afirma que el pacto en el segmento del aceite de oliva es 'un caso especialmente grave', ya que las prácticas sancionadas tuvieron como efecto 'el excesivo aumento del precio del aceite de oliva en los años 2002, 2003 y 2004 que tuvo, entre otras consecuencias, una significativa reducción del consumo de este producto'. De hecho, el alza del aceite ha tenido un efecto negativo en los recientes resultados de Sos.