Junta de accionistas

Altadis subraya su capacidad para crecer en solitario al margen de las opas

La junta de accionistas de Altadis estuvo marcada por las opas no formales de CVC e Imperial Tobacco. Su presidente, Antonio Vázquez, no valoró las ofertas, pero recalcó la capacidad de crecimiento en solitario de la tabacalera. La hispano-gala asegura haber entregado a sus posibles compradores toda la información 'requerida' y reitera que su participación en Iberia 'no es estratégica'.

Esta empresa no se ha puesto en venta', aseguró ayer el presidente de la comisión ejecutiva de Altadis, Antonio Vázquez. El también consejero delegado quiso transmitir un mensaje de serenidad a los accionistas de la tabacalera en la rueda de prensa previa a su junta anual. 'Estamos muy tranquilos, pasará lo que tenga que pasar', afirmó. 'Tenemos la tranquilidad de que esta compañía está muy bien gestionada' y 'seguirá acometiendo sus planes', reiteró.

Ni Antonio Vázquez ni el presidente no ejecutivo de Altadis, Jean-Dominique Comolli, quisieron revelar la opinión del consejo de administración sobre las propuestas informales de CVC e Imperial Tobacco, ni el porqué de la ausencia de ofertas en firme. 'Nuestro trabajo está perfectamente hecho, no es nuestro papel emitir juicios de valor respecto a terceras partes', aseguró Vázquez.

'No estamos esperando ningún acontecimiento, Altadis seguirá acometiendo sus planes', insistió el presidente de Altadis en una rueda de prensa claramente marcada por los acercamientos a la sociedad hispano-gala. Sin embargo, Vázquez reconoció que la compañía ha vivido los últimos meses con 'incertidumbre', y que tanto el consejo de administración como el equipo directivo y los trabajadores del grupo están 'dando el do de pecho con una dedicación y entusiasmo dignos de elogio'.

No todo fueron evasivas. Los máximos dirigentes de la tabacalera sí destacaron que los administradores no han ejercido ningún papel activo ni a favor ni en contra de las dos propuestas no vinculantes que hasta el momento han recibido. 'Hemos sido justos con las dos partes', señaló Comolli. Tanto CVC como Imperial ya han concluido los análisis due diligence de las cuentas de Altadis. 'Les hemos transmitido todo lo que nos han solicitado y no han requerido información adicional', apuntó Comolli. 'No hemos expresado nuestras preferencias', concluyó el directivo galo.

Antonio Vázquez también hizo hincapié en que el proceso de consolidación del sector tabacalero sólo afecta al segmento de cigarrillos. 'Si no reconociéramos este proceso de consolidación estaríamos locos', aseguró el presidente de Altadis, dejando al margen las otras dos áreas de negocio del grupo: cigarros y logística.

Además, aseguró que en el caso del fabricante de Fortuna no se pueden replicar los mismos parámetros que se utilizaron en la adquisición de Gallaher por la nipona Japan Tobacco. El consejo de la tabacalera británica recomendó la oferta a sus accionistas porque iban a ser 'más eficientes en otro grupo al haber llegado al límite de su crecimiento', afirmó. Sin embargo, en el caso de Altadis 'hay capacidad de crecimiento en márgenes, en precios y en posicionamiento de marca'.

Otra de las vías abiertas en el futuro de la tabacalera es la participación que controla en Iberia a través de su filial Logista, que asciende al 6,7% del capital de la aerolínea. 'Hemos reconocido que la participación no es estratégica y en el momento oportuno tomaremos una decisión', señaló Vázquez. Aunque aseguró que la tabacalera ha dado 'estabilidad' al consejo de la compañía, el presidente de Altadis no reveló su opinión sobre la propuesta del consorcio liderado por Texas Pacific Group.

Al margen de las ofertas en curso, la junta de accionistas de Altadis dio el visto bueno a los resultados del 2006 y a la entrega de un dividendo de 1,10 euros por acción. Además, aprobó la recompra de títulos propios, que permanece paralizada para no entorpecer el proceso de ofertas.

2006, el año más difícil de su historia

Al margen de las propuestas no vinculantes de CVC e Imperial, Altadis ha dado 'por superado el año más difícil en la historia de la compañía', reconoció su presidente ejecutivo, Antonio Vázquez, al explicar los acontecimientos que afectaron a los resultados del último ejercicio. 2006 se cerró con una caída del beneficio neto del 21,5%, hasta 452,7 millones, debido a la 'crisis del mercado español', señaló Vázquez, a causa de la subidas impositivas y la guerra de precios de principios de año. Sin embargo, Vázquez recalcó que Altadis ha continuado con su política de remuneración al accionista 'como si nada hubiera ocurrido'.