Crecimiento

Uno de cada cinco euros de ahorro familiar está en inversión colectiva

Las instituciones de inversión colectiva han vivido un crecimiento exponencial en los últimos 17 años. El patrimonio invertido en fondos y sociedades se ha multiplicado por más de 36 veces desde 1990, convirtiendo a España en la sexta industria de fondos de Europa y una de las 12 más grandes del mundo.

Uno de cada cinco euros de ahorro familiar está en inversión colectiva
Uno de cada cinco euros de ahorro familiar está en inversión colectiva

El vicepresidente segundo del Gobierno y Ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, realizó ayer un balance de las novedades legislativas en el sector de la inversión colectiva que, dijo, han permitido mantener la pujanza de los segmentos tradicionalmente fuertes en el sistema financiero español y dinamizar otros hasta ahora minoritarios o inexistentes.

Solbes cerraba así la Asamblea General de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva (Inverco), durante la que se presentó una publicación elaborada por la Fundación Inverco titulada Medio siglo de inversión colectiva en España, y que está prologada por el Vicepresidente Segundo del Gobierno.

Solbes se refirió a normativas aprobadas durante esta legislatura en materia de entidades de capital riesgo, fondos de titulización, fondos inmobiliarios y fondos de inversión, donde ha jugado un papel clave la aprobación del Reglamento de Instituciones de Inversión Colectiva que desarrolla la ley aprobada en la anterior legislatura.

El estudio presentado ayer por Inverco, y elaborado en colaboración con los bufetes Cuatrecasas y Garrigues, hace hincapié en la importancia del desarrollo normativo para el crecimiento de la industria de fondos y planes de pensiones en los últimos 20 años, a partir de la Ley del Mercado de Valores de 1988.

Las cifras hablan por sí solas. Aunque los primeros fondos de inversión españolas datan del año 1952, no es hasta la década de los noventa que comienza su desarrollo. Entre 1990 y 2006 el volumen gestionado por las instituciones de inversión colectiva españolas ha pasado de 9.000 millones a 337.000 millones de euros, cifra que incluye fondos, sociedades y planes de pensiones. El patrimonio se ha multiplicado en más de 36 veces

Hoy por hoy, la inversión colectiva canaliza el 19,2% del ahorro de las familias españolas, frente al 5,5% de hace 17 años. La inversión directa en Bolsa y deuda sigue superando, sin embargo, a la inversión colectiva, con un 30,6% del ahorro familiar.

El patrimonio de las instituciones de inversión colectiva representaba un 34,5% del PIB español a cierre de 2006, cifra que aún se encuentra por debajo de la media de la Unión Europa de Los Quince. No obstante, España es el sexto mayor mercado de fondos de Europa y se encuentra entre los 12 mayores del mundo.

'La eficiencia del sector español de inversión colectiva mantiene su relevancia, no sólo para ofrecer al ahorrador local acceso a las mejores oportunidades de inversión, sino también para contribuir a que nuestro país siga capitalizándose a un ritmo adecuado', apunta Solbes en el prólogo de la obra de la Fundación Inverco.

El capital riesgo crece un 56% desde 2005

El número de sociedades y fondos de capital riesgo ha crecido un 56% desde 2005, cuando entraron en vigor las modificaciones normativas sobre este tipo de entidades. 'Estas modificaciones, que eliminaron muchas de las restricciones hasta entonces existentes para el ejercicio de esta actividad, han hecho posible un rápido desarrollo del sector', apuntó ayer Pedro Solbes. España es el quinto país europeo con una regulación más atractiva para el capital riesgo, según la asociación europea del sector.

El 55% de las familias invierte en fondos

El número de partícipes de los fondos de inversión ha pasado de 569.965 en 1990 a 8.818.693 a finales de 2006. Si se incluyen sociedades de inversión, instituciones de inversión colectiva extranjeras y fondos de inversión mobiliaria, son más de 10 millones los partícipes que tiene la industria. El crecimiento en los últimos 17 años ha sido del 1.682%, es decir, que se ha multiplicado por cerca de 17 veces. Actualmente, un 55% de las familias tiene fondos de inversión en cartera, frente al 5% de 1990.

El 65%, en renta fija y garantizados

El perfil conservador del inversor español se mantiene con el paso de los años. Al cierre de 2006, el 65% del patrimonio estaba invertido en fondos de renta fija y garantizados, un 41% en los primeros y un 24% en los segundos. Sólo un 13% del patrimonio gestionado está invertido en renta variable pura, aunque hay que tener en cuenta que no quedan contabilizados los fondos extranjeros, que canalizan cada vez más dinero hacia la Bolsa. En 1995, el 90% del volumen estaba en monetarios, garantizados y renta fija.