Valores

Santander, obligado a reeditar el éxito del Abbey

Todo marcha sobre ruedas en el Banco Santander. La compañía camina firme hacia alcanzar la meta de convertirse en la primera empresa española en ganar más de 10.000 millones, las acciones están atractivas en términos de valoración (tiene un PER de 12,7 veces) y el entorno económico global es benigno. Pero todos estos argumentos no bastan: Santander es uno de los valores que peor comportamiento en Bolsa, cae el 2,8% en el año. Detrás de esta debilidad subyacen dos factores: el castigo generalizado al mercado español por parte de los inversores extranjeros y la incertidumbre latente en la operación ABN Amro. La historia se repite. Cuando Santander anunció la compra de Abbey National en julio de 2004, las acciones llegaron a caer un 14% en cuestión de semanas. El resultado posterior ha permitido que las acciones prácticamente hayan duplicado su valor desde entonces.

'La situación es muy parecida a de Abbey National Bank en su día. Si Santander consigue darle el mismo empuje a ABN Amro, creo que el valor va a tener muy buen comportamiento en Bolsa', explica Alberto Alonso, socio de AFP Inversiones.

En su día, Santander tuvo que pelear por Abbey contra gigantes como Barclays, Lloyd's o HBOS. Cuando se selló el acuerdo (26 de julio de 2004), las acciones de la entidad registraron un retroceso del 4,1% y algunos expertos afirmaron que Santander estaba pagando demasiado, la operación se cerró en 13.200 millones. Un año después, Abbey aportó la mitad del beneficio atribuido en el primer semestre de 2005.

SANTANDER 4,15 0,23%

'A corto plazo, el valor estará tocado', reconoce Jesús Muela, jefe de análisis de GVC Valores. 'Pero nos parece un buen valor, con un potencial de revalorización de entre el 15% y el 20%. Si sigue el modelo de Abbey es de esperar que sea capaz de poner en valor toda la operación de ABN Amro', completa el ejecutivo de GVC.

Si la operación sale adelante con buen pie, Santander consolidaría su fortaleza en Brasil y desembarcaría con éxito en Italia, entre otras sinergias. 'ABN Amro es un banco muy ineficiente, las posibilidades de mejora son muchas y si el Banco Santander presenta un buen plan de reestructuración, las acciones pueden ir bastante bien', valora Pablo Cano, gestor de Ibercaja, que opina que el precio actual de Santander 'representa una clara oportunidad de compra'. Las acciones subieron ayer un 0,51% hasta 13,74 euros.

Santander lidera un consorcio con Royal Bank of Scotland y Fortis para hacerse con ABN. La oferta supera a la del rival Barclays, pero la batalla no está en absoluto ganada. El consorcio quiere la totalidad del banco y el problema es que ABN ya había pactado con Bank of America la venta de La Salle, la unidad de EE UU. El asunto está en los tribunales y la justicia holandesa se pronuncia hoy al respecto.

'Cada vez que Santander se acerca a una solución en la puja por el banco holandés, el mercado lo ha premiado', apunta Eduardo Liñán, de Inversis. 'Nuestra recomendación es de sobreponderar, nos gusta el banco', concluye este experto.

De momento, el valor viene sacudido por la volatilidad. Llegó a caer un 11,8% entre febrero y marzo y tras avanzar un 13% en los meses posteriores, el valor acumula en junio un descenso del 5,2%.

l ABN Amro. El Santander pedirá al mercado 9.000 millones para financiar la compra de la entidad.

l Beneficios. La entidad se compromete a ganar 10.000 millones este año.

l Compras. Condicionadas a que el retorno de la inversión supere el coste de capital en tres años.