Aerolíneas

Vueling pierde la confianza del mercado y se desploma un 46% desde máximos

La aerolínea de bajo coste española mantiene una tendencia bajista desde febrero. El repunte del crudo, los malos resultados, la salida de algunos directivos y las pésimas perspectivas del sector han hecho mella en la cotización.

Llegó y triunfó. Salió a cotizar el 1 de diciembre y consiguió una revalorización del 9,97%. Dos meses y medio después acumulaba una subida del 55,66%. Desde entonces, Vueling ha sufrido un brusco revés en Bolsa y ha seguido una trayectoria de continuas caídas que se resumen en una pérdida del 46% sobre el máximo de 46,70 euros de febrero. La caída de las últimas dos sesiones ha sido espectacular (16%), y algunos analistas consideran que ha sido excesiva. 'El sector es muy visceral para lo bueno y lo malo. Un buen ejemplo es el de Iberia, que el 18 de julio de 2006 estaba en 1,87 euros en plena crisis de Israel y el Líbano, y con el crudo en 74,36 dólares, y en abril sobrepasó los 4 euros', comenta Javier Barrio, de BPI.

Los expertos ven en la caída de Vueling una confluencia de varios factores que han hecho que ahora mismo 'la credibilidad del valor no sea la misma que cuando salió a Bolsa', comenta Juan Solana, de Intermoney. La aerolínea se convirtió en empresa cotizada con la promesa de alcanzar beneficios en 2007 por 27 millones de euros. Después de los resultados del primer trimestre, que duplicaron las pérdidas de 2006, el discurso ha variado; ya no se habla de cifras, aunque sí de que el objetivo es ganar.

Más tarde, aparecieron los malos augurios de Ryanair para el sector, que volvió a reiterar el martes. La compañía irlandesa prevé un descenso brusco del negocio en los próximos 12 meses auspiciado en parte por el incremento de las tasas en los aeropuertos. El valor cae en el año un 3,45%. Easyjet, Air Berlin y Vueling, el 12,64%, 4,36% y 22,94%, respectivamente. 'El sector va a crecer la mitad de lo que pensaba', indica Alberto Alonso, socio fundador de AFP Inversiones.

Marian Fernández, de Inversis, considera también determinante la salida del fondo de capital riesgo Apax Partners, que ostentaba una participación del 20,9% y que vendió a las cajas de ahorro. 'No se acaba de entender, sobre todo cuando lo hizo, en un momento de la cotización muy malo', dice. Para la experta, la salida de varios directivos y el repunte del precio del crudo han influido igualmente en las caídas. Aunque los analistas consideran excesivo el castigo, Javier Barrio apunta que el valor 'está en caída libre'. 'Es una clarísima oportunidad de compra, pero no hay catalizadores a corto plazo que justifiquen la toma de posiciones'. Alberto Alonso apunta que 'debería cotizar con esa prima especulativa por la posibilidad de que pueda ser objeto de compra'.