Renta fija

AIAF abre el mercado de deuda a la emisión de bonos en divisas

Nuevos tiempos para la renta fija. El mercado de deuda corporativa de BME, AIAF, anunció ayer la apertura del negocio a las emisiones de bonos en divisas, un segmento hasta ahora vedado y que el año pasado registró un volumen de casi 28.000 millones de euros.

Desde hoy mismo, cualquier empresa que lo desee ya puede listar en España sus emisiones de deuda en divisas; una práctica que se va extendiendo conforme aumentan las operaciones corporativas en el extranjero y las necesidades de diversificación de las carteras de renta fija. Las emisiones de bonos en moneda extranjera han crecido de forma espectacular en los últimos años. El volumen llegó el año pasado a unos 27.959 millones de euros, según datos de AIAF. Como referencia, el capital colocado en el mercado por las 10 empresas que salieron a Bolsa el año pasado ascendió a unos 2.920,9 millones.

El director general de AIAF, Julio Alcántara, explicó a Cinco Días que el objetivo inicial de la entidad es captar un 20% de la emisión. 'Llevará algún tiempo, pero tenemos confianza en poder ir arañando cuota', valoró. 'Hay interés por parte de muchos emisores. Para una empresa española poder listarse aquí tiene muchas ventajas, es mucho más sencillo y es como jugar en casa', explicó el directivo.

El mercado estará abierto ahora a todo tipo de emisores: financieros, no financieros y extranjeros que quieran listar sus emisiones en el mercado español.

Las colocaciones de bonos en divisas son muy habituales. Operaciones corporativas como la compra de 02 por Telefónica, Abbey National Bank por parte de Santander o Scottish Power por Iberdrola se han financiado con deuda, con un elevado importe en la moneda local. Las cifras de saldos vivos en dólares, libras y yenes de las cinco primeras empresas del Ibex (Santander, Telefónica, BBVA, Iberdrola y Repsol) rebasa los 74.625 millones, según datos de Bloomberg.

'Pero las emisiones en divisas no sólo se hacen para este tipo de operaciones particulares, también se busca diversificar carteras', apunta Alcántara. 'Hay mucha demanda y, lógicamente, a nosotros también nos interesa que las emisiones se quedan aquí y que otras que se han realizado fuera vengan a España', subraya el director general de la entidad.

Hasta ahora, el problema radicaba en que el sistema de liquidación y compensación pasaba por el Banco de España, que sólo liquida con euros. AIAF ha mantenido durante más de un año conversaciones con las principales entidades bancarias nacionales para que actúen como agente de pagos para cada una de las emisiones. Una vez obtenido el visto bueno de la CNMV, el mercado ya está en marcha.

El proceso tendrá dos fases: en la primera etapa, que ya ha comenzado, se llevarán a cabo los procesos de admisión a cotización, registro del saldo vivo, liquidación libre de pago y servicio financiero de la deuda. En la segunda etapa se procederá a una ampliación para cubrir la liquidación contra pago de las operaciones.

Los dólares copan el 64% de las colocaciones

La divisa estrella en la emisión de deuda sigue siendo el dólar. Los bonos lanzados por emisores en esta moneda alcanzaron el año pasado un importe de casi 17.880 millones de euros, lo que representa un 64% del importe emitido, según datos recopilados por AIAF.

La segunda moneda por orden de importancia fue la libra, con un volumen equivalente a 7.770 millones de euros (un 27,8% del total). Los 27.959 millones emitidos el año pasado representan algo menos de un tercio de la deuda en euros, que ascendió a 92.833 millones.

Los bonos en divisas han experimentado un crecimiento exponencial en cinco años. En 2002, el negocio era completamente residual, con tres emisiones y 570 millones de euros. En 2004, la actividad ya había ascendido a 27 operaciones y 5.872 millones. Desde entonces, el volumen ha crecido un 376%.