Mercados

Solaria y Almirall reaniman el mercado de salidas a Bolsa

El mercado de OPV se reactiva. La demanda que han suscitado las colocaciones de Solaria y Almirall ponen de manifiesto el interés del mercado por el nuevo papel. La fabricante de placas solares debutará hoy a 9,5 euros tras recibir una sobredemanda de 10 veces. El turno de la farmacéutica llegará mañana, y en la rampa de salida hay cerca de una decena de empresas más dispuestas a buscar financiación en el mercado.

El inversor se ha vuelto exigente sin perder apetito por el nuevo papel. Al menos eso se desprende de las últimas colocaciones. El exitoso debut de Clínica Baviera -gana el 39,8%- y el recelo que ha causado la salida a Bolsa de la inmobiliaria Realia -pierde el 3,23%- dejan entrever que aunque el momento es bueno, avalado por la tendencia alcista de la Bolsa, no todo vale.

'El mercado de OPV se anima pero el inversor se ha vuelto muy selectivo. En el sector inmobiliario hay una ausencia de dinero', comenta Jordi Padilla, director de análisis de Atlas Capital. Algo que se vio con claridad en la colocación de Realia.

Los augurios para el estreno de Solaria hoy, y el de la farmacéutica Almirall, mañana, son buenos. La fabricante de placas solares decidió fijar el precio de salida en 9,5 euros, la parte alta de la banda orientativa establecida entre 7 y 9,5 euros. Una decisión esperada en el mercado dada la buena acogida que ha suscitado la operación. La oferta, dirigida a inversores institucionales o aquellos con más de 50.000 euros, recibió una sobresuscripción de 9,8 veces, según informó la empresa.

Cerca de una decena de compañías prepara su salida a Bolsa

El reducido tamaño de la colocación -la compañía pone a la venta 23,38 millones de acciones nuevas, ampliables a 26,88 que implica una capitalización inicial de 960 millones de euros- y el buen momento que viven las empresas de energías renovables explican la elevada demanda.

Está por ver si realmente los inversores confían en el proyecto de la empresa, muy dependiente de factores como el precio del silicio y la regulación del sector. Además, muchos inversores mostraban su indignación ayer al no haber recibido títulos de la compañía. 'La compañía ha hecho un reparto aleatorio y hay mucho descontento. Muchos institucionales que querían títulos y no han recibido ni uno no comprarán en el mercado. Me hace desconfiar de la compañía', comentaba un operador.

Almirall debutará mañana

El turno de la farmacéutica Almirall llegará mañana miércoles. Al cierre de esta edición la compañía aún no había comunicado el precio al que saldrá a Bolsa, previsto entre los 12,5 y los 15,5 fijados, lo que implica que partirá con una capitalización entre 2.076 y 2.575 millones.

El martes pasado la compañía estableció el precio máximo en 15,5 euros y comunicó que la demanda minorista superó en cuatro veces la oferta, tramo al que está destinado el 25% de la colocación, lo que hace previsible el prorrateo, del que tampoco se conocían detalles al cierre de esta edición. Fuentes del mercado comentaban, asimismo, que en el tramo institucional la sobresuscripción, más moderada, rondó entre una y dos veces.

El goteo de salidas a Bolsa no quedará ahí y todo hace prever una segunda mitad de año muy animada. La filial de energías renovables de Iberdrola, Ibernova, y la cartera industrial de La Caixa se perfilan como los platos fuertes, operaciones previstas para otoño que podrían inyectar al mercado casi 10.000 millones de euros.

Los inversores, en cualquier caso, no tendrán que esperar hasta el final del año para ver más estrenos. Otras operaciones confirmadas incluyen a la empresa de fabricación y distribución de piscinas Aquaria o el listing que prepara Avánzit para su filial de medios Cecsa.

El grupo Tremón también está en la lista aunque ha retrasado la colocación a después del verano tras la mala acogida de Realia. La inmobiliaria controlada por Caja Madrid y FCC sufrió para colocar el papel y pese a rebajar el precio de salida por debajo de la banda inicial no convence al mercado. La empresa de casinos Codere o Eolia, el vehículo de inversión en energías renovables de N+1 esperan también el momento oportuno para cotizar, al igual que Hispasat, que aún deben salvar escollos como las discrepancias de sus propios accionistas.

Respaldo judicial a la banca de Wall Street

El Tribunal Supremo de EE UU dio ayer razones a la banca de Wall Street para celebrar mientras tiraba un jarro de agua fría sobre los inversores. En una decisión apoyada por 7 votos contra uno, el máximo tribunal sentenció que con la ley federal de competencia en la mano, las firmas de inversión no pueden ser demandadas por su presunta conducta anticompetitiva en las salidas a Bolsa ocurridas durante la burbuja tecnológica. Los magistrados consideran que los mercados están ya regulados, que la SEC los supervisa y por tanto no puede aplicar las leyes antimonopolio. Los inversores, que llevaban años en distintas instancias judiciales, aseguraban que los acuerdos entre colocadores en las OPV elevaban artificialmente el precio de cotización el primer día y los márgenes para las empresas. Según la demanda entre 1999 y 2000 la revalorización media el primer día estaba por encima del 70%. Entre los demandados estaban Credit Suisse First Boston, Bearn & Stearns, Lehman Brothers, Morgan Stanley y JPMorgan Securities que ahora se libran de sanciones potencialmente mil millonarias.

INVASIâN

Las previsiones hablan de otro gran año de salidas a Bolsa. En 2006 diez compañías debutaron tras varios ejercicios de sequía, azuzada por la crisis derivada tras el estallido de la burbuja tecnológica. En 2003 no hubo estrenos, 2004 sólo vio tres y 2005 uno.