Telecomunicaciones

Telefónica inicia en Madrid el despliegue de la nueva red de 50 megas

Para el lanzamiento comercial todavía quedan meses, pero el despliegue de la infraestructura ya es un hecho. Telefónica ha elegido Madrid para iniciar su nueva red de 50 megas, con más de 30 nodos operativos.

Telefónica tiene que cubrir dos flancos para que su red de nueva generación con capacidad para dar banda ancha a 50 megas de velocidad y televisión de alta definición sea una realidad. Por un lado debe desplegar la infraestructura, que supone meter fibra óptica hasta los hogares de los abonados, y, por otro, tiene que probar la tecnología, denominada VDSL.

Y la operadora ha decidido cubrir sus dos necesidades en una única estrategia. Telefónica ha elegido Madrid como su banco de pruebas y se ha puesto en contacto con varias comunidades de vecinos para desplegar su nueva red y probar los servicios. La compañía dispone de más de 30 nodos en la capital habilitados con la tecnología que permite soportar las pruebas, según la web especializada en banda ancha ADSLZone.net.

Las misivas enviadas por el ex monopolio se dirigen al presidente de cada comunidad y anuncian la llegada de la 'fibra óptica' a las viviendas de ese inmueble. El objetivo de Telefónica es conseguir los permisos para instalar en cada edificio la infraestructura y los equipos necesarios para que el grupo de vecinos convierta sus conexiones en redes de próxima generación.

El objetivo de Telefónica es lanzar los primeros servicios tras el verano

TELEFÓNICA 7,30 0,26%

Los primeros en probar

Una vez realizado el cambio, los usuarios afortunados seguirán teniendo los mismos servicios que antes, pero, a la espera de que Telefónica defina su oferta comercial, podrán probar lo que la operadora quiera y pueda testar, porque ya dispondrán de una red distinta y preparada para dar velocidades de acceso a internet muy superiores a las actuales. En cuanto Telefónica decida lanzar su propuesta de servicios de nueva generación y reciba el visto bueno del regulador para ello, estos abonados estarán listos para contratarlos.

En principio, Telefónica quiere aprovechar el verano para acelerar este despliegue en comunidades de vecinos de determinados municipios de Madrid. Pero pronto tendrá que acelerar el despliegue en otras grandes ciudades, porque el objetivo de la compañía, como adelantó este diario el pasado 15 de enero, es lanzar los primeros servicios comerciales de su nueva red después del periodo vacacional.

El producto más llamativo que permite la infraestructura es un ADSL a velocidades de 50 megas -el máximo que hay en España en estos momentos y que ninguna operadora cumple al 100% es de 20 megas-. Otro servicio estrella es la televisión de alta definición. Pero para que esta realidad sea posible, las compañías tienen que mejorar las actuales infraestructuras y llevar fibra óptica hasta el hogar del abonado o lo más cerca posible.

Hasta la fecha, sólo Telefónica y Jazztel han confirmado que están preparando una infraestructura de nueva generación. Sin embargo, ninguna de ellas ha puesto fecha oficial al lanzamiento de los primeros servicios. En el caso de Telefónica, esta actitud tiene una explicación. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) todavía no ha establecido si va a regular esta infraestructura ni cómo va a hacerlo, y la operadora ya ha dicho que el ritmo de despliegue y la inversión dependerán de la decisión que adopte el regulador.

La filial de contenidos reduce capital para enjugar los números rojos

Telefónica de Contenidos, la filial de la operadora que gestiona los activos audiovisuales o que fue titular, por ejemplo, de los derechos del Mundial de Fútbol, ha anunciado una reducción de su capital social con el objetivo de enjugar parte de sus números rojos. Según informa la compañía, la junta ha aprobado rebajar el capital en 298,8 millones de euros 'a fin de compensar parcialmente las pérdidas acumuladas y restablecer el equilibrio entre el capital y el patrimonio de la sociedad'.

La nueva cifra de capital ha quedado establecida en 1.864,8 millones, después de disminuir el valor nominal de cada acción.

Por otra parte, Telefónica ha desarrollado y patrocina la que será la web del Año de España en China, una iniciativa del Estado liderada por el Ministerio de Asuntos Exteriores para impulsar el conocimiento nacional en el país asiático durante 2007. La página también pretende reforzar los lazos históricos, sociales, económicos y culturales que unen a los dos países. Telefónica es una de las empresas españolas más ligadas a China, por su participación en la operadora Netcom.

Venta de inmuebles

Al igual que ha hecho en España, Telefónica ha exportado a la República Checa su programa de venta de edificios. Después de algunos meses de parón por un conflicto judicial relacionado con T-Mobile, el programa ha sido retomado tras el visto bueno de un tribunal. La idea es vender cerca de 300 inmuebles. En la imagen, uno de los edificios de la filial de Telefónica, Cesky Telecom, en Brno. Bloomberg