Lunes de los fondos

El reto de los 'hedge funds'

La industria global brilla, coincidiendo con el incremento de la oferta en España.

Los dos últimos meses han sido testigos de una considerable actividad, en cuanto al lanzamiento de los llamados fondos de inversión libre y fondos de fondos de inversión libre, que han llevado al número total de productos registrados con la CNMV a alcanzar la treintena. Tras un tímido comienzo, con dudas regulatorias en el aire, los pasados meses de abril y mayo han sido relativamente prolijos en nuevos fondos de gestión alternativa, o como son denominados comúnmente, fondos hedge.

Como se esperaba, el tipo de producto que predomina de momento es el fondo de fondos hedge multiestrategia y de baja volatilidad. La idea, posiblemente acertada, de muchas gestoras, es comenzar con productos que permitan al inversor español probar este nuevo y afamado instrumento de inversión sin demasiados sobresaltos. Sobre resultados poco se puede decir de momento, ya que al hecho de que los fondos acaban de lanzarse, hay que añadir una característica de una mayoría de fondos hedge, que es una liquidez menor que suele traducirse en cálculo del valor liquidativo con periodicidad mensual y con un retraso importante.

En este contexto doméstico, la industria de los fondos hedge, que es sin discusión alguna global, ha venido disfrutando en los primeros meses del presente año de una salud envidiable. En particular, las rentabilidades han brillado en términos medios como muestran los diferentes índices que buscan medir el comportamiento de las diferentes estrategias y de la industria en general. El índice Credit Suisse/Tremont Hedge, que mide el comportamiento de la industria de fondos de gestión alternativa en su conjunto, muestra una muy destacada ganancia del 5,43% en los cuatro primeros meses del año. La rentabilidad alcanzada en los doce últimos meses se eleva al 11,36%.

Aquellos poco o nada conocedores de este tipo de producto, al ver esas cifras, posiblemente se verán inclinados a pensar cómo un 5,43% en cuatro meses puede calificarse de brillante, cuando el índice de referencia de Bolsa de la zona euro, Dow Jones Euro Stoxx 50, en ese mismo periodo, se ha revalorizado un 6,61%. Incluso el índice más usado para medir el comportamiento de la Bolsa mundial (incluyendo dividendos), el MSCI World TR, supera al índice hedge con una ganancia del 5,91%.

La clave es considerar con qué nivel de riesgo se ha obtenido esa rentabilidad y aquí la gestión alternativa brilla con luz propia, ya que por ejemplo, la volatilidad en los últimos seis meses del índice Credit Suisse/Tremont es del 1,81% mientras que la del índice bursátil MSCI es del 5,61%. En el último año la volatilidad anualizada del índice hedge es del 3,53% mientras que la del índice bursátil (baja incluso en un contexto histórico) es del 7,12%. Intuitivamente, la relación rentabilidad/riesgo de la gestión alternativa, no lo olvidemos, uno de los puntos fuertes que los gestores de fondos hedge venden sobre la misma, es claramente superior. Algo similar sucede con la renta fija si tomamos el índice que viene utilizándose cuando se quiere tener una representación global de la misma, el Lehman Global Agrégate Bond TR. La rentabilidad del índice en los cuatro primeros meses del año fue claramente inferior, con un 3,46%, pero es que además la volatilidad en los seis primeros meses se elevó al 5,4%.

El escenario arriba descrito revela que la industria hedge está disfrutando de un excelente comienzo del año y que el reto para los nuevos productos españoles va a ser importante. El reto es incluso mayor si tomamos en consideración el hecho que entre las diferentes estrategias, precisamente aquella que parece va a imponerse en España por el momento, la multiestrategia, se sitúa entre las más destacadas. La rentabilidad del índice Credit Suisse/Tremont Multi-Strategy se elevó en los primeros 4 meses del año y en el último año al 5,52% y 12,68% respectivamente. Los datos de volatilidad, medida por la desviación típica anualizada, fueron incluso mejores relativamente y se situaron en los seis y doce últimos meses en 1,73% y 2,78% respectivamente.

Sin duda, son guarismos difíciles de superar y que ni siquiera se encuentran en la mayoría de objetivos de inversión de los nuevos fondos de inversión y fondos de fondos de inversión libre multi-estrategia lanzados en España en el último par de meses. No obstante, no debemos olvidar que las condiciones del mercado en los últimos tiempos han sido favorables y es posible que no consigan alcanzarse cuando éstas cambien.

Algunas estrategias de éxito

Una encuesta de Lipper entre gestores de fondos hedge europeos realizada el año pasado apuntaba que la estrategia event driven (basados en noticias) sería la más rentable en el 2006 y 2007.

La abundancia de oportunidades por los inagotables movimientos corporativos se encontraba detrás de esta opinión.

El gráfico central muestra como en los doce últimos meses se sitúa efectivamente entre las estrategias ganadoras.

La multiestrategia también destaca y como se aprecia ambas superan ampliamente a la media del sector.