Renta fija

Las obligaciones a 30 años se subastan con una rentabilidad del 4,922%

La renta fija está haciendo méritos para hacerse un hueco en las carteras de los inversores. Las obligaciones a 30 años subastadas ayer por el Tesoro Público se colocaron con una rentabilidad del 4,922%, frente al 4,250% de la emisión anterior, celebrada el pasado 15 de febrero. Los títulos, cuyo volumen emitido ascendió a 4.000 millones de euros, vencerán el 30 de julio de 2040. Su rentabilidad se sitúa siete puntos básicos por encima de la del bono alemán con vencimiento en el año 2037.

La emisión se ha colocado principalmente dentro de la Unión Europea, sobre todo en Reino Unido (43%), España (17%) y Francia (13%). En cuanto a los tipos de inversores, un 25% de la emisión se ha colocado en fondos de inversión; un 12% en aseguradoras y fondos de pensiones y un 5% en bancos centrales.