Fusión

Reyal Urbis se estrena en Bolsa con fuertes subidas

Reyal Urbis, la nueva compañía surgida de la fusión de Construcciones Reyal e Inmobiliaria Urbis, ha comenzado hoy a las 12.45 su andadura en el parqué madrileño con un repunte del 5,50%. Al final de la mañana avanzaba un 8%.

En sus primeros minutos de negociación, los títulos de Reyal Urbis, que habían saltado al mercado con un precio de referencia de 10 euros, se colocaban en 10,55 euros tras avanzar un 5,5%. Al filo de las 14.00 ya subían un 8% con un precio de intercambio de 10,80 euros.

El grupo emprende su nueva trayectoria con un 'free float' de alrededor del 4%, dado que la sociedad ha decidido suspender la oferta pública de suscripción de acciones (OPS) que tenía prevista ante las actuales condiciones del mercado. Reyal Urbis se constituye con activos de promoción, suelo y patrimonio valorados en unos 10.300 millones de euros y controlada por la familia de su presidente, Rafael Santamaría, que ostenta el 75% de su capital social.

Alrededor del 20% restante del capital está en manos de un conjunto de socios que entraron en el capital de Reyal a través de distintas operaciones de capital (Corporación Financiera Issos, de José Ramón Carabante; Inmobiliaria Lualca, EBN, Porcelanosa, Ibercaja, Unicaja, además de un grupo de directivos).

Las dos inmobiliarias cierran así la segunda operación de fusión en el marco de la reestructuración que actualmente registra el sector y que también ha supuesto la constitución de la nueva Inmocaral Colonial controlada por Luis Portillo, y la Fadesa de Fernando Martín.

Nuevas metas

El nuevo grupo nace con el objetivo de extender su negocio en el exterior, a países europeos como Alemania, Francia y Reino Unido a través de su actividad de patrimonio y a los de Europa del Este con el negocio de promoción. Además, prevé abordar una estrategia de rotación de activos y vender aquellos que considere no estratégicos con el fin de reducir su endeudamiento.