Bajo coste

Vueling regresa al precio de la OPV tras seis meses de altibajos

La compañía de bajo coste Vueling, tras medio año en el parqué, camina hacia su punto de partida: los 30 euros con los que debutó. La salida del principal accionista, Apax Partners, aunque esperada, agravó aún más la tendencia bajista de las últimas semanas. Ayer, el valor tuvo un mínimo respiro y creció un tímido 0,16% hasta cerrar en 31 euros.

Llegó y arrasó. Vueling creció un 10% cuando debutó el primero de diciembre de 2006. En menos de tres meses alcanzó su cima, al revalorizarse un 55,6%. Durante ese periodo se ganó el aprecio de los analistas y del mercado, que aplaudían su plan estratégico y su capacidad para crecer.

Aunque su cima también marcó el inicio de la travesía bajista. La gota que colmó el vaso fue la salida de su accionista mayoritario, Apax Partners, el pasado miércoles. A pesar de que, por definición, las compañías de capital riesgo se dedican a salir de las empresas en un periodo relativamente corto, el mercado entendió que Apax Partners vendía su 20,9% de Vueling por falta de confianza en la compañía. Y si eso fuera poco, ese mismo día hubo una caída generalizada de los mercados tras la nueva subida de tipos. Conclusión: Vueling cayó un 8,5%. Y ayer, remontó un poco. Creció un 0,16% y cerró sobre los 31 euros. En otras palabras, si hace tres meses y medio, el valor se había revalorizado más de un 50% desde su debut, ayer, la rentabilidad sumaba sólo un 3,3%.

'Da la impresión de que se ha ido en el peor momento aunque ya se sabía que esto sucedería', explica Martí Pachamé de GVC en referencia a la espantá de Apax Partners. Julián Costa, de Inversis, argumenta que, por cuestiones de regulación, Apax Partners no puede estar en Iberia y en Vueling a la vez. Por lo tanto, su salida era más que previsible y más cuando el mercado da casi por seguro que la firma de capital riesgo pujará por Iberia.

'Da la impresión de que Apax Partners ha salido de Vueling en el peor momento'

Sea como fuere, la caída del miércoles, pese a ser la más fuerte desde que Vueling pisó el parqué, simplemente agudiza una tendencia que venía arrastrando en los últimos meses. Parece que el mercado ya no confía en el buen quehacer de la compañía. Los resultados del primer trimestre de 2007, en los que las pérdidas se multiplicaron por dos, respecto al mismo periodo de 2006, no ayudan. Por otra parte, el dato que los ingresos han crecido en el primer trimestre un 58,43% no ha calado en el mercado.

Los analistas sí confían

Con todo, Vueling debería revertir su tendencia a la baja si el mercado hiciera caso a la mayoría de analistas, que mantienen una posición favorable respecto al valor. JPMorgan fijó un precio objetivo de 45 euros y el Santander, Deutsche Bank y Link Securities confían en que Vueling supere los 50 euros.

Otro punto importante es saber qué hará Inversiones Hemisferio, propiedad de la familia Lara, y que también ha aparecido como uno de los inversores que podrían lanzarse sobre Iberia. Al igual que Apax Partners, Inversiones Hemisferio puede salir de Vueling cuando quiera, pues ya se han cumplido los 180 días del plazo de lock-up (compromiso de no vender).

Apax Partners hace buena la idea de que el capital riesgo es una máquina de hacer dinero. A pesar de vender a 31 euros -cuando dos meses antes la cotización superaba los 40 euros- la compañía abandona Vueling tras haber multiplicado por nueve su inversión inicial de 24 millones de euros y acumula unas plusvalías de casi 200 millones de euros.