OPV

Realia aplica un fuerte descuento en la colocación y fija el precio en 6,5 euros

El presidente de Realia, Ignacio Bayón reconoció ayer que la compañía podría haber comenzado a cotizar con un precio ¢un poco más alto¢, si lo hubiera hecho antes del desplome sufrido por las inmobiliarias a finales de abril, si bien confía en que las acciones subirán tras su debut.

Este precio supone valorar a la compañía en 1.802,950 millones de euros y se sitúa por debajo de la banda indicativa de precios de entre 7,90 y 9,70 euros fijada en el folleto de su oferta pública de venta de acciones.

El tamaño de la oferta será de 783,2 millones de euros excluyendo el 'green shoe', cuya opción de venta representará un 10% de la oferta. La compañía ha decidido fijar el precio por debajo de la banda indicativa atendiendo ¢a la alta volatilidad que los mercados han registrado en las últimas fechas¢ y ¢con el objeto de facilitar una evolución positiva del precio de la acción en el post mercado¢.

Asimismo, ha adoptado esta decisión tras analizar la demanda registrada en el período de prospección de la demanda de los tres tramos de la oferta. En virtud de esta OPV, la inmobiliaria que preside Ignacio Bayón colocará en el mercado 120,49 millones de acciones, representativas del 43,44% de su capital social, que se elevará hasta 132,42 millones de títulos (el 47,74% del total) en el caso de incluir la 'green shoe'.

Según Javier Galán, gestor de fondos de Renta 4, "la demanda extranjera no ha salido tan bien como se esperaba inicialmente y esto ha presionado a la baja su precio de salida a bolsa, pero al mismo tiempo ha provocado que salga con un descuento del 30% respecto al valor neto patrimonial de sus activos (NAV) y por tanto tiene un mayor atractivo y mayores posibilidades de un buen estreno¢.

¢El precio de 6,5 euros supone que FCC va a dejar de ingresar unos 500 millones de euros pero el efecto es limitado pues esto supone apenas un 5% de la capitalización de la constructora¢, añadió.

La oferta tiene un tramo minorista, dirigido a inversores particulares, al que se destina el 32,27% del total de acciones (38,43 millones de títulos) que se ponen en venta, incluyendo un sub-tramo para empleados, a los que se reservará 439.768 títulos las acciones de la OPV.

Los tramos institucionales constan de un segmento para inversores cualificados extranjeros, a los que destina el 52,10% de los títulos en venta (62,78 millones de acciones), y otro para inversores cualificados del mercado doméstico (18,83 millones de acciones), con un 15,63%.

Según el calendario de la operación, una vez determinado el precio definitivo se seleccionarán las propuestas de compra de los tramos institucionales para que el día 5 puedan adjudicarse las acciones con el fin de comenzar a cotizar el miércoles 6 de junio.