_
_
_
_
Inversión

Fadesa lidera la mayor operación de una inmobiliaria española en el exterior

Fadesa levantará un complejo turístico en el estado de Baja California, en México, que requiere una inversión de 4.000 millones de euros. El proyecto contempla la edificación de 6.500 viviendas, campos de golf y hoteles de lujo.

El grupo inmobiliario Fadesa, en proceso de fusión con Martinsa, anunció ayer la que posiblemente sea hasta el momento la mayor inversión en el exterior de una inmobiliaria española en una promoción.

La compañía comunicó que liderará una inversión de 4.000 millones de euros para levantar un complejo turístico en el estado mexicano de Baja California. El proyecto, denominado Loreto Paraíso, contempla la construcción de 6.500 viviendas y hoteles de lujo que ofrecerán más de 7.000 habitaciones; cuatro campos de golf, grandes zonas de ocio y de servicios. 'Se trata de una zona de playas y acantilados salvajes, considerada un paraíso para amantes del buceo, pesca y avistamiento de ballenas' señala. Loreto Paraíso es un proyecto dirigido a clientela de alto poder adquisitivo 'mayoritariamente norteamericana y canadiense'.

El coste del proyecto es cercano al precio al que Fernando Martín negoció a finales de 2006 la compra de Fadesa con Manuel Jove, que entonces poseía el 54,6% del capital. Martín lanzó una opa por el 100% de Fadesa ofreciendo 35,7 euros por acción lo que supone valorar la compañía en 4.045 millones.

Impulso al negocio exterior

El nuevo presidente de Fadesa continua así con la estrategia de inversión en el exterior iniciada por Manuel Jove. En una entrevista concedida a este diario a finales de marzo, el ex presidente del Real Madrid indicó que en tres años 'probablemente el 50% de nuestro beneficio estará fuera de España (ahora ese porcentaje es del 20%)'.

Bajo la presidencia de Jove Fadesa invirtió en Europa del Este, Marruecos y México. Con Fernando Martín al frente de la compañía, Fadesa ha anunciado proyectos en Marruecos (donde lidera inversiones cercanas a los 3.000 millones) y en México.

Fadesa tiene en marcha otras tres actuaciones en México.

En el estado de Nayarit edifica Paraíso Litibú, en el que invertirá 260 millones de euros y donde construirá dos hoteles de lujo y 320 viviendas además de un campo de golf; en la ciudad de Guadalajara la compañía española ha iniciado la construcción de un complejo integrado por cerca de 600 viviendas, hotel de lujo y 20.000 metros cuadrados destinados a área comercial, que supondrá una inversión de 230 millones de euros; en San Miguel de Allende (estado de Guanajuato), a 250 kilómetros del Distrito Federal, Fadesa construirá 200 viviendas de segunda residencia y un hotel con una inversión total de 48,5 millones de euros.

En la negociación entre Manuel Jove y Fernando Martín previa al lanzamiento de la oferta de compra, los empresarios acordaron contratos de transmisión de activos.

Entre ellos, la inmobiliaria se comprometió a comprar a una sociedad vinculada a Manuel Jove 'terrenos situados en México por un precio de 118,6 millones de euros'.

También en el marco de la negociación previa a la opa, Fernando Martín pactó que Fadesa vendería a entidades de Jove 'determinados activos por un precio de 20,1 millones de euros', según informa la propia compañía en la auditoría correspondiente al ejercicio pasado.

El mundo como lugar de negocio

Las inmobiliarias españolas hacen negocio prácticamente en todo el mundo. Las compañías han diversificado los mercados en los que invierten. Francia, por los beneficios fiscales relacionados con la inversión, fue el primer mercado en atraer a las grandes inmobiliarias españolas. Países de Europa del Este como Polonia, Rumanía o Hungría fueron los siguientes. Latinoamérica, por el riesgo político de los países, se ha resistido a la inversión, pero en la actualidad inmobiliarias españolas construyen complejos turísticos en México, Brasil y Costa Rica. Marruecos se ha convertido en otro de los focos de inversión para inmobiliarias como Fadesa (que lleva cerca de 3.000 millones invertidos en el país) o Urbas. Y hasta China se ha ido Habitat, que compró la división inmobiliaria de Ferrovial, a buscar negocio. Además las compañías vencen la resistencia de otros mercados: Sacresa ha comprado la sede del HSBC en Londres por 1.600 millones de euros. Y la diferencia del valor entre el dólar y el euro puede atraer inversiones en EE UU.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_