Javier Barrio

'Los pequeños valores son más rentables'

Con 30 años, ha sido analista de Intermoney y Capital Markets. Actualmente imparte clases en la Universidad Complutense de Madrid.

Joven, pero maduro en el mundo financiero. Javier Barrio, licenciado en Administración y Dirección de Empresas y Master en Gestión Financiera por la Universidad Complutense de Madrid, donde da clases, transmite seguridad al trasladar sus conocimientos y previsiones sobre la Bolsa. Cree que los grandes valores ofrecen descuento, pero es en los pequeños donde contempla las mejores oportunidades.

En un mes la Bolsa ha perdido y recuperado el máximo histórico. ¿Quiere decir que está igual de predispuesta para las subidas que para las bajadas?

Las alzas y las bajas se producen de una manera mucho más vertical a lo que estábamos acostumbrados. Esto demuestra que hay ciertos inversores, fondos y hegde funds, que van como una manada. Cuando hay síntomas de agotamiento, digamos que actúan al mismo tiempo y es lo que produce esas caídas tan verticales. Los inversores son muy profesionales y están pendientes de los mercados. Cualquiera desde el trabajo puede comprar y vender acciones. Esa facilidad, ese acercamiento, y la posibilidad de operar en tiempo real hace que los movimientos en Bolsa sean muchos más bruscos, sobre todo en los descensos.

'El principal riesgo para el mercado español es un incremento de los tipos de interés por encima de lo previsto'

¿Ha tenido sentido el último varapalo?

Más que una crisis inmobiliaria lo que ha habido es un ajuste de valoración. Había compañías que estaban en niveles que no eran lógicos. Tuvo un impacto en toda la Bolsa porque en su momento se vio que ese desplome podría tener que ver con un descenso brutal de la demanda de vivienda y que esto penalizaría la actividad constructora, con el consiguiente temor de que se trasladase a la economía. Más que otra cosa, lo que hubo fue pánico.

La Bolsa ha llegado máximos de la mano de movimientos y especulaciones corporativas ¿Qué puede pasar si este apoyo desaparece?

Efectivamente, hay primas especulativas en muchos valores. Yo creo que las eléctricas son de las más sobrevaloradas y que cuentan con una prima que antes o después tenderá a desaparecer. Pero dicho esto también hay valores que pesan mucho en el índice, Repsol, Telefónica, Santander, BBVA…, que tienen potencial y pueden llevar al Ibex más arriba.

¿Qué ha encontrado el capital riesgo para ser tan activo?

Una estabilidad financiera globalizada a largo plazo. Yo creo que una parte de la subida de la Bolsa en los últimos años se debe a unas expectativas de tipos de interés controlados, y eso se lo tenemos que agradecer a Alan Greenspan ex presidente de la Reserva Federal. Los fondos de capital riesgo compran compañías poco endeudadas, lo hacen a través de mucha deuda, y después apalancan el balance y lo utilizan para generar valor. Eso sólo es factible si entiendes que a medio y largo plazo va haber un equilibrio. Si se te disparan los tipos de interés ese endeudamiento se hace insostenible.

Con una Bolsa en récord, ¿dónde se puede invertir y dónde no?

Depende del perfil de riesgo del inversor. Hay un consenso en el sentido de que la banca mediana doméstica está cara por múltiplos y que se mueve en un entorno menos favorable, por el posible enfriamiento del mercado inmobiliario, de construcción…, lo que puede penalizar su dependencia de todo el negocio hipotecario. Si bien no están en riesgo sus resultados a medio y largo plazo, los inversores entienden que Santander y BBVA tienen más atractivo.

Hay que apostar también por Enagás, el sector constructor y grandes valores. Por otro lado, creo que realmente no hay ningún sector en donde no se pueda entrar. Quizás en el inmobiliario habría que tener más precaución porque hay que ser consciente de que la evolución en los próximos años no va a ser tan fácil por su dependencia a los tipos.

En este contexto, ¿qué posición tienen los pequeños valores?

Yo creo que es donde están las grandes oportunidades. Tiene toda la lógica del mundo, porque estamos hablando de compañías que el mercado conoce menos, y en ese sentido cotizan con descuento; la falta de liquidez y visibilidad hace que generen oportunidades de compra. Hay fondos muy activos, fondos de capital riesgo, que identifican este tipo de empresas, que están infravaloradas, desconocidas, pero que realmente perciben potenciales muy fuertes. Por lógica, siempre va haber mucho más valor en los small cap que en las grandes compañías. Eso sí, hay que saber dónde comprar. El inversor que sepa entrar en su momento se va a encontrar con revalorizaciones importantes.

¿En qué momento la subida del crudo y de tipos de interés pueden empezar a pesar en la Bolsa?

La subida del precio del petróleo y de la Bolsa han ido de la mano desde 2004, y de hecho, las caídas han coincidido. El repunte del crudo se está viendo como señal de fortaleza económica a nivel mundial, y muchos valores y sectores cíclicos se mueven muy a la par. Si viviéramos una caída drástica del petróleo, creo que las Bolsas lo interpretarían negativamente.

El tema de tipos de interés preocupa más al mercado. Estamos en unos niveles de inflación contenidos y el dólar está muy débil, lo cual limita al Banco Central Europeo para decidir nuevas alzas. Dentro de este escenario, las Bolsas sobrevivirán a los niveles que se esperan para final de año, con un par de incrementos más. Las subidas adicionales serían negativas, sobre todo para la Bolsa española, ya que es una economía muy dependiente del mercado hipotecario y con muchas eléctricas.

'La Bolsa portuguesa se ha convertido en la alternativa a la española'

La Bolsa de Portugal despunta este año con una revalorización del 19,50%, que supera a la media de Europa, un 8,34% gana el Euro Stoxx, y a la de Estados Unidos. 'La economía portuguesa crece, y tiene mucho potencial después de cuatro años muy estable. Hay una serie de empresas que resultan atractivas de cara a un cambio de ciclo', comenta Javier Barrio. El experto considera que los inversores españoles están viendo la Bolsa portuguesa como una 'alternativa factible', ya que perciben que la economía de aquella no presenta tan buenas perspectivas a medio y largo plazo. En ese sentido, Barrio comenta que 'se está viendo una salida de dinero de España hacia Portugal; y no sólo eso, sino que está aumentando la liquidez en Portugal'. 'Hay inversores que están reduciendo su exposición en España', dice. Para el gestor, el escenario actual de la economía portuguesa es como el que tuvo la española hace cuatro o cinco años. 'Los valores que interesaban entonces eran constructoras, cíclicas, bancos, un poco de todo'. 'Estamos asistiendo a un creciente interés por parte de los inversores y de las casas de análisis hacia la Bolsa portuguesa', concluye.