Cerveceras

Damm cierra acuerdos en Europa para exportar un 10% en tres años

El mercado español parece haberse quedado pequeño para Damm. La cervecera catalana ha intensificado su actividad exportadora con nuevos acuerdos para vender su marca Estrella en Francia, Noruega, Suiza y Alemania. El objetivo es que las ventas en el extranjero supongan un 10% en tres años, frente al 1% actual.

La irrupción de Damm a principios de año en Gran Bretaña mediante un acuerdo con Anheuser Busch para vender sus productos en el país ha animado a la compañía para construir una sólida estrategia de exportación de su principal marca, Estrella. El grupo presidido por el empresario Demetrio Carceller anunció el viernes que ha establecido alianzas con distintas compañías cerveceras para vender en Europa Continental. Francia, Noruega, Suiza y Alemania son los países en los que empezará a exportar en breve la compañía, con 131 años de historia.

Sus productos se distribuirán bajo la denominación 'La Cerveza de Barcelona', un lema que según Carceller 'resulta atractivo principalmente al público anglosajón'. En el mercado suizo, la compañía entrará de la mano de uno de los principales distribuidores de bebidas del país, Feldschlösschen Getränke. Este país es atractivo para la compañía, ya que se prevé que el consumo de cerveza de alta gama, a la que pertenece Estrella Damm, crezca un 5% en dos años. La exportación a Noruega se realizará a través de Interbev, mientras que para la distribución en Francia se ha buscado el apoyo de Brasserie Millers. El grupo también se atreve con el principal mercado de cerveza de Europa, el alemán, que pretende abarcar con Radeberger Gruppe. Este grupo fabrica y distribuye las marcas Clausthaler, Schöfferhofer y Selters. Con estas alianzas la empresa aspira a vender en el extranjero el 10% de su producción en un plazo de tres años. En la actualidad, apenas vende fuera de España un 1% de su producción.

El patrocinio del equipo de Nueva Zelanda en la Copa América también ha permitido a la compañía darse a conocer en ese mercado y en el vecino Australia. Sus socios son los distribuidores locales Coles Myers Group en Australia y Lion Nathan en Nueva Zelanda. La compañía dejó en el aire la posibilidad de producir en el extranjero. 'A partir de 150.000 hectolitros tiene sentido fabricar', indicó Carceller, que presidió el viernes la junta de accionistas de la compañía. Damm, que invirtió el año pasado 90 millones de euros del total de 241 millones previstos en el plan estratégico 2004-2008, tiene pensado desembolsar 60 millones en 2007, principalmente en la Zona de Actividades Logísticas del puerto de Barcelona. El grupo tiene previsto mantener invariable su participación en Ebro Puleva, donde controla el 5% del capital así como en la cadena de restauración rápida Rodilla, donde no alcanza el 5%.

La compañía dirigida por Enric Crous prevé realizar antes de final de año un desdoblamiento de acciones para dar mayor liquidez al mercado y una ampliación de capital mediante la emisión de 1,4 millones de acciones liberadas con cargo a reservas para remunerar a sus accionistas. La junta, en la que estaba representado el 85,6% del capital, aprobó ambas operaciones y las cuentas del grupo.