Lastre

La filial británica de Lanetro pierde 154 millones en 2006

Monstermob, filial de Lanetro Zed desde febrero, perdió 154 millones de euros en 2006, frente a unos beneficios de 13 millones en 2005. La empresa, dedicada a servicios y contenidos para móviles, se vio penalizada por el recorte del valor de sus activos en China.

Definitivamente, las dificultades sufridas en China por Monstermob, filial de Lanetro Zed, se han dejado sentir en los resultados de 2006. Durante dicho ejercicio, en el que no estuvo bajo la gestión de la compañía española (entró en el capital a principios de 2007 con la compra de un 52,6%), la empresa sufrió unas pérdidas de 105,3 millones de libras (unos 154 millones de euros), frente a unas ganancias de casi 13 millones en 2005.

Los números rojos son consecuencia de las provisiones realizadas para cubrir la depreciación de los activos adquiridos por Monstermob en China durante 2005 y 2006, que fue de 148 millones de euros, cifra que supone el 92% del total.

Monstermob compró W-Infinity y M-Dream en 2006 y Atop Century en 2005, con un desembolso global cercano a 184 millones de euros. Sin embargo, el cambio en la legislación del sector de los contenidos para el móvil en el país asiático provocó una drástica caída de los resultados de Monstermob en China. Así, los ingresos brutos medios al mes de la empresa en el segundo trimestre de 2006 cayeron un 62% en relación al primer trimestre, hasta 1,9 millones. En este sentido, la empresa ha puesto en revisión su presencia en el país asiático.

Pérez Dolset cree que la anterior dirección no tuvo en cuenta el cambio legal en China

Javier Pérez Dolset, presidente de Lanetro Zed, explica que las pérdidas de la filial han sido consecuencia de las malas inversiones realizadas en China por los anteriores gestores de Monstermob. 'Esos errores fueron los que provocaron el hundimiento en bolsa de Monstermob durante los últimos años que pasó de más de cuatro libras por acción a los 38 peniques actuales', señala a este periódico. El directivo añade que los anteriores directivos no tuvieron en cuenta los cambios legales en China. Según Pérez Dolset, esta fuerte caída 'es la que nos dio la oportunidad de comprar Monstermob; sin ese error no la habríamos adquirido'.

Ingresos

De todas maneras, Pérez Dolset quiere destacar que en términos operativos la evolución de Monstermob fue positiva. Así, los ingresos de la filial de Lanetro Zed en 2006 aumentaron un 84% hasta 157 millones de euros. El ebitda superó los 18 millones de euros, un 11% más que en el anterior ejercicio.

Los resultados tuvieron repercusión en los mercados financieros. Las acciones de Monstermob cayeron un 8,3% en la sesión del viernes hasta 38,5 peniques (en algunos momentos llegaron a caer más de un 11%). El valor es un 23% inferior al precio pagado por Lanetro Zed en la adquisición de su paquete de títulos de Monstermob. Pérez Dolset aseguró que es lógico que haya desconfianza entre los inversores, aunque ratificó que la entrada en Monstermob es una inversión industrial a largo plazo.

EE UU y Reino Unido, signos distintos

Monstermob ha presentado unos resultados dispares en los distintos países donde tiene presencia. Así, en EE UU, la filial de Lanetro Zed aumentó sus ingresos un 81% en 2006 hasta 31,3 millones de euros. Además, el ebitda creció un 62,5% entre julio y diciembre con respecto al primer trimestre.

En el Reino Unido, por el contrario, la empresa registró un ebitda negativo de 904.000 libras (1,32 millones de euros). Según la empresa, estos resultados son consecuencia de las difíciles condiciones en las que actualmente se mueve este mercado. Además, Monstermob reconoció que se están revisando las operaciones en el país para determinar el mejor plan futuro para el negocio.

En el conjunto de la región de EMEA (Europa, Oriente Medio y África), los ingresos crecieron un 20% gracias, sobre todo, al crecimiento en Rusia. A su vez, la facturación en el sureste asiático aumentó un 53%.