Bebidas

Coca-Cola paga 3.000 millones de euros por el grupo Glacéau

Coca-Cola ha cerrado la adquisición de Energy Brands, conocida en Estados Unidos como Glacéau, fabricante de Vitaminwater, Smartwater o Fruitwater. Se trata de la mayor operación realizada hasta ahora por la multinacional, ya que le ha supuesto una inversión de 4.100 millones de dólares (unos 3.050 millones de euros).

Con esta adquisición el fabricante de refrescos pretende hacer frente a su gran competidor, Pepsico, que domina el segmento de aguas de sabores con una cuota de mercado del 45%. Gracias a esta operación, Coca-Cola controlará el 35% de una modalidad de refrescos en auge. 'Glacéau ha construido un gran negocio con una elevada capacidad de crecimiento', reconoció el presidente de Coca-Cola, Neville Isdell. 'Prevemos un crecimiento aún mayor para Glacéau al formar parte de Coca-Cola', señaló.

Para llevar a cabo esta operación que abonará en efectivo, la multinacional deberá adquirir el 30% del capital de Glacéau controlado por el gigante industrial indio Tata, que se embolsará 1.200 millones de dólares. El pasado mes de agosto, el grupo industrial pagó 677 millones por su participación. Entonces, la firma adquirida el viernes estaba valorada en 2.260 millones de dólares. Según Bloomberg, Glacéau alcanzó en el último ejercicio una facturación de 350 millones de dólares.

Coca-Cola reconoció en un comunicado que mantendrá la estructura independiente de Glacéau, así como a sus tres máximos directivos con el objetivo de que permanezcan en la compañía por un periodo mínimo de tres años.

Recompra de acciones

La adquisición de Glacéau obligará a la multinacional estadounidense a frenar la recompra de acciones en 2007. Coca-Cola planeaba destinar 3.000 millones de dólares a la compra de autocartera, que se reducirán a entre 1.750 y 2.000 millones.