Informe

El Gobierno regulará el empleo para 100.000 excluidos

El Ejecutivo analizó el viernes un informe realizado por el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales sobre el Anteproyecto de Ley para la regulación del régimen de las Empresas de Inserción. El ministerio calcula que a finales de 2006 existían en España 100.857 beneficiarios de rentas mínimas de exclusión. Este será un colectivo potencial a los que va encaminado la futura regulación que ultima el Ejecutivo.

Estas sociedades se dedican a contratar a excluidos sociales para que, después de aplicar medidas sociales y de adaptación profesional, puedan incorporarse al mercado laboral ordinario.

El Gobierno subraya que existe 'un colectivo especialmente desfavorecido, en situaciones de marginación o de exclusión, que encuentra serias dificultades para acceder al mercado de trabajo, debido a sus carencias sociales, culturales, a su desmotivación, al abandono de hábitos laborales o a cualquier otra circunstancia personal'.

Entre los requisitos que se estudia exigirles destaca estar participadas por entidades promotoras al menos en un 51% del capital social. También deberán mantener un porcentaje de trabajadores en proceso de inserción del 30% de su plantilla los tres primeros años y del 50% a partir del cuarto. Además, deberán reinvertir al menos el 80% de su resultado en la mejora de sus estructuras productivas y de inserción.

Actualmente hay entre 147 y 165 empresas de inserción que emplean entre 3.550 y 3.800 trabajadores, de los que el 62% corresponde a colectivos en inserción. Más del 57% están implantadas en Cataluña, Andalucía y Madrid. Su facturación se cifra en 41,4 millones de euros.

Jardineros

Aunque estas empresas operan en cualquier actividad económica, las 150 actuales se concentran en ofertar servicios de jardinería, recuperadores y reciclaje, personales y sociales, construcción, artes gráficas, jardinería y explotaciones forestales.