Tecnología

Novell se pone la chapa en la solapa: no a las patentes de software que no inventan nada

Novell sigue moviéndose rápido, y sin parar. La empresa que se ha granjeado el odio de algunos por su acuerdo con Microsoft (hay quien la acusa de plegarse a los de Redmond, y de violar la licencia GPL), acaba de dar la campanada al anunciar que se une a una iniciativa de las más ruidosas de cuantas llevan a cabo los defensores del código abierto: el Patent Busting Project de le Electronic Frontier Foundation, que combate el tsunami de patentes de software que se registran cada año en Estados Unidos de las que, la gran mayoría de las cuales -siendo benevolentes-, se pueden calificar como dudosamente innovadoras). En Slashdot tienen claro un posible motivo: lavado de imagen ante la comunidad. Ya lo dice el refán. Una vela a Dios. Y otra, al diablo.