Indicadores

El IPC estadounidense sube una décima menos de lo esperado en abril

El índice de precios de consumo (IPC) subió un 0,4% en abril en Estados Unidos, impulsado por los incrementos en los precios de energía y artículos de primera necesidad, informó hoy el Departamento de Trabajo.

Sin alimentos y energía, los componentes más volátiles de la inflación, la inflación subyacente registró un alza en el mes del 0,2%, en línea con las previsiones. En términos interanuales, los precios aumentaron un 2,6% en su tasa general y un 2,3% en la subyacente, en ambos casos una décima por debajo de lo esperado.

En línea con la Fed

El informe aparentemente validó las percepciones de la Reserva Federal de que la inflación se atenuará con el paso de los meses.

El IPC es la medida más amplia que toma el gobierno de los precios ya que incluye bienes y servicios. Otras medidas de la inflación indicaron la semana pasada que los precios de mayoristas se mantuvieron sin cambios mayores en abril, y que los precios de las importaciones subieron por tercer mes consecutivo.

El informe de hoy muestra que los precios de la energía, que habían aumentado un 5,9% en marzo, subieron en abril un 2,4%. Los precios del combustible para calefacción subieron un 2,1% y los del gas natural bajaron un 1%, en tanto que los precios de la gasolina aumentaron un 4,7% en abril.

Los precios de los alimentos, que representan casi la quinta parte del IPC, subieron en abril un 0,4% después de un incremento del 0,3% en marzo.