CincoSentidos

No hay techo de cristal en los estudios

Las mujeres son más inteligentes que los hombres. Alguien podría sacar esta conclusión de un estudio de la empresa de cosméticos Olay que muestra que las mujeres dedican 13 minutos menos al estudio y, sin embargo, 'obtienen mejores resultados, llegando más rápido y más arriba en lo que a educación se refiere'.

La directora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, María Ángeles Durán, que ha realizado el estudio, no cree en superioridades de género. Apuntó otras causas ayer durante la presentación, como que las mujeres deben aprovechar más el tiempo porque suelen tener más obligaciones; o que se toman el estudio más en serio para evitar engrosar el paro femenino (11,39%), que es el doble del masculino. La distancia se agrava en mujeres con un bajo nivel educativo.

El tema no es baladí. La asociación entre nivel educativo y empleo es más fuerte para las mujeres. Sólo son laboralmente activas el 45,2% de las europeas con el nivel educativo básico y el 69,2% con niveles medios. En los hombres con ese mismo nivel, el porcentaje aumenta a 66,5% y 82,4%, respectivamente. Con estudios superiores, los datos por género se acercan. El 90,2% de los hombres son activos, frente al 83,6% de las mujeres.

Por comunidades autónomas, País Vasco, Cataluña, Madrid y Navarra aportan proporcionalmente más empleo que paro en el índice general. En el resto de comunidades sucede lo contrario.

Los motivos por los que una persona deja los estudios están relacionados, en su mayoría (41%), con las ansias de trabajar y ganar dinero. La mejora económica de España se hace evidente cuando sólo el 7% de los jóvenes menciona causas económicas para dejar de estudiar. El porcentaje crece hasta el 40% para los mayores de 50 años. En este sector de población, no hay diferencias entre hombres y mujeres. Sí las hay, en cambio, en aquellos que dejan los estudios por responsabilidades familiares. Un 14% de las mujeres frente al 8% de los varones.

De los 2.400 encuestados por Olay, el 64% afirma que en su centro de trabajo o en su sector hay más hombres en puestos directivos que mujeres. Y ambos sexos coinciden en el motivo. Se debe a prejuicios y discriminaciones de las empresas. Eso piensan la mitad de los hombres encuestados y el 55% de las mujeres. El segundo motivo más citado es la dificultad de las mujeres para compatibilizar el trabajo con el desempeño de las obligaciones familiares.

Con todo, el dato positivo que extrae Olay, es que las mujeres ya son mayoría en la universidad y eso significa que obtendrán más libertad y autonomía.

La segunda oportunidad de Olay

El Círculo de Olay ofrece cada año tres becas de 24.000 euros para que mujeres que no tuvieron la oportunidad de ir a la escuela o a la universidad retomen sus estudios. Entre los miembros del círculo figuran escritoras como Pilar Cernuda, Espido Freire, la periodista Olga Viza o el actor José Coronado.

Durante la presentación, Espido Freire explicó que la selección es 'emocionalmente costosa' debido a las historias que cuentan las aspirantes. Biografías a veces tan desgarradoras que ni el mejor novelista podría idear, dijo la ganadora más joven del premio Planeta. Freire explicó que los 24.000 euros no son, exactamente, ni un premio ni una beca. El dinero debe destinarse, en parte, a estudios universitarios, de posgrado o de formación profesional. Pero también les sirve para 'comprar tiempo, bienestar y dignidad'. Se trata de que las mujeres obtengan, al menos, una habitación propia, dijo Freire recordando un título de un libro de Virginia Woolf.